Hecatombe al cuarto día del Dakar, con el abandono del líder en motos

COLPISA MADRID.

Desde la salida, ya se preveía que iba a ser una etapa espectacular. Las motos, en filas de a 15, y los coches, de a cuatro, fueron saliendo para arrancar una larga etapa que comenzó con 100 kilómetros por dunas, que obligaron a todos los corredores a extremar las precauciones y, sobre todo, dosificar los esfuerzos para la recta final atravesando cañones. Pocos pensaban que las bellas imágenes de la salida iban a ser los prolegómenos de un día de pesadilla para favoritos.

Primero cayó Sam Sunderland. El campeón y líder en motos tuvo que abandonar por problemas en la espalda tras una caída, con lo que deja sin defensor del trofeo Touareg a las dos ruedas. La dureza de la jornada, que acabó entre cañones de roca, también le costó sus opciones a Al-Attiyah, Despres y De Villiers, tres firmes candidatos a victoria del raid en su llegada a Córdoba. El francés Adrien Van Beveren (Yamaha) es el nuevo líder en motos; Dani Olivera (KTM) fue sexto y Joan Barreda y Gerard Farrés noveno y décimo.

En coches, Peugeot salvó el día con relativa comodidad con un triplete formado por Sebastien Loeb (primera victoria este año), Carlos Sainz y Stepháne Peterhansel. El madrileño estuvo a punto de dar la campanada, pero al final se quedó a poco más de minuto y medio de la victoria. Por su parte 'Nani' Roma se recupera del accidente del lunes, que le obligó a abandonar ; se encuentra bien y sin ningún hueso roto, pero con mucho dolor muscular.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos