Guía rápida para salir con el coche a punto en vacaciones

Cada cuánto tengo que cambiar los neumáticos, el aceite, los frenos y el limpiaparabrisas

Guía rápida para salir con el coche a punto en vacaciones
Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

Si vas a salir de vacaciones con tu coche en unos días, o simplemente no sabes cuándo debes hacer el cambio de neumáticos, aceite, pastillas de freno y limpiaparabrisas de tu vehículo, aquí tienes una guía rápida.

Nuestro coche es una máquina que precisa mantenimiento y revisión. No basta con echarle combustible. Los expertos recomiendan hacer una revisión rápida si vamos a hacer un largo viaje que contemple los niveles de los líquidos, las presiones de los neumáticos, la correa, el limpiaparabrisas, los maguitos y la rueda de repuesto. Este chequeo mínimo puede costarte unos 30 euros. Aunque a más pruebas, más dinero. Como los reconocimientos médicos de los propietarios.

Miguel Escamilla, socio del taller 'Neumáticos Jesús Palma' de Marbella, llama la atención sobre la rueda de repuesto, esa gran olvidada que va en el maletero y de la que sólo nos acordamos cuando tenemos un pinchazo. "Hay que pensar que el coche tiene 5 ruedas y cada vez que revisemos la presión de las cuatro que están puestas, también hay que hacerlo con la que tenemos guardada", advierte.

Neumáticos

Los fabricantes recomiendan cambiar las ruedas cada 40.000 kilómetros o cada 5 años. Pero hay una serie de indicadores que nos revelan cuándo tenemos que proceder a la sustitución. La profundidad del dibujo debe ser de 1,6 milímetros. No hace falta tener un medidor. Las ruedas tienen un 'testigo de desgaste', un pequeño escalón en el surco. Cuando este testigo está a la misma altura que el surco, es momento de cambiar.

Los neumáticos tienen su fecha de fabricación, pero no de caducidad. En la rueda se indica con las siglas DOT, que es su ficha técnica en la que aparecen 4 dígitos que corresponden a la semana y año de producción. Por ejemplo, 2306 correspondería a las semana 23 del año 2006. Podemos calcular cinco años y tendremos la fecha de caducidad.

Las ruedas también tienen su etiquetado. Al igual que los electrodomésticos la categoría A es la superior y más eficiente. Esta etiqueta informa del tipo de adherencia, de los decibelios de ruido que provoca y del consumo de combustible.

Hablemos de precios. En neumáticos hay tres categorías: Premium (Michellin, Hankook, Pirelli); Quality (Firestone, Kleber, Nexen) y Low Cost o marcas blancas. Los precios varian dependiendo de la calidad, pero un neumático básico cuesta entre 50 y 70 euros.

Miguel Escamilla advierte que "no hay chollos" en este sector, pese a las promociones que nos tratan de vender. Muchas empresas intentan enganchar al comprador con ofertas que sólo contemplan el precio del neumático, pero no el resto de servicios que precisa: el montaje, las válvulas, el equilibrado y el NFU (neumático fuera de uso). Cada rueda retirada conlleva una tasa para su posterior reciclado que oscila desde el euro en las motocicletas hasta los 24 euros en las ruedas de los camiones, que por cierto, pueden llegar a costar hasta 600 euros la unidad.

Aceite

Hay dos tipos de aceites: genéricos y específicos. Algunas marcas de motor sólo aceptan los específicos, que por supuesto son más caros, unos 90 euros y deben cambiarse entre los 15.000 y los 25.000 kilómetros. Los genéricos tienen un precio en torno a los 40 euros y deben sustituirse cada 10.000 kilómetros.

Nuestro experto confirma que en los dos casos hay que proceder al rellenado, aunque es más frecuente en los específicos porque el aceite es más fino y el consumo es mayor.

Pastillas de freno

Las pastillas de freno suelen durar entre los 30.000 y los 50.000 kilómetros y no van por marcas, sino por modelo de coche. Incluso un mismo modelo tiene multitud de tipos. Un seat Ibiza puede tener hasta una docena de pastillas distintas. Sus precios oscilan entre los 50 y los 100 euros, montaje incluido. Las pastillas se deterioran y degastan por el tiempo y por el sobrecalentamiento.

Batería

La modalidad de las baterías dependen de sus amperios. Van desde los 45 amperios, que suelen costar unos 50 euros, hasta los 90 amperios, cuyo precio es de 120 euros. Miguel Escamilla nos explica que la duración de una batería no es exacta, pero recalca que todas tienen dos años de garantía por ley. Esto no significa que si nuestra batería falla a los 6 meses nos la cambiarán gratis por otra. "Hay que enviarla a la fábrica para que comprueben si presenta defecto; mientras tanto tendremos que comprar otra, y una vez conocido el resultado, pedir el abono de la que tuvimos que comprar", señala.

Limpiaparabrisas

Hay de dos tipos: las de varillas metálicas, que podemos comprar desde 10 euros; y las de goma, que son más efectivas y más caras, hasta 60 euros.

Pese a que debemos seguir estos plazos para llevar a cabo el cambio de cada uno de los componentes de nuestro coche, nuestro mecánico revela que solemos cambiar los neumáticos y los limpiaparabrisas en otoño "cuando comienzan las lluvias y vemos que nuestras ruedas han perdido adherencia y las escobillas no funcionan con las primeras lluvias". En verano aumenta la venta de pastillas de freno por que el calor las sobrecalienta. Y las baterías tienen su momento álgido de venta con el cambio de estación, pues la diferencia de temperatura las hace fallar.

Tras todos estos consejos podemos hacernos un calendario para señalar cuándo debemos proceder a cada cambio, o simplemente lo haremos cuando no arranque el coche, patine al frenar o las escobillas arañen el cristal.

Fotos

Vídeos