Los problemas persisten para McLaren y Sainz firma el quinto mejor tiempo

Carlos Sainz, durante los entrenamientos de ayer. :: efe/
Carlos Sainz, durante los entrenamientos de ayer. :: efe

La segunda jornada de entrenamientos en Montmeló estuvo marcada por la aparición de la nieve

DAVID SÁNCHEZ

barcelona. El temporal de frío y nieve que ha azotado la península ibérica ha hecho su aparición también en los test de Fórmula 1 que se están celebrando en el Circuit de Barcelona-Catalunya. Todos los pilotos y equipos tuvieron serios problemas para conseguir cumplir el plan previsto. De hecho, para aprovechar las pocas horas de sol que hubo por la mañana, eliminaron el parón de la comida para rodar también a mediodía.

Fue la oportunidad de ver rodar a los coches con neumáticos hiperblandos. En estas condiciones, Sebastian Vettel se quedó con el mejor tiempo, por delante de Valtteri Bottas y de un Stoffel Vandoorne que tuvo un día con ligeros problemas. Y es que en McLaren hubo trabajo en 'boxes' por parte de los mecánicos, que tuvieron que abrir la tapa motor del MCL33 para modificar algunos sistemas. O eso es lo que dijeron.

Y es que, extraoficialmente, en el 'paddock' de Montmeló hay el 'run-run' de que el vistoso McLaren papaya tiene un pequeño problema de sobrecalentamiento en la zona de los escapes. De hecho, el coche pilotado por Vandoorne se veía con unas ligeras marcas de quemadura en la parte superior. Un pequeño problema que, sin embargo, no hace temer a los de la escuadra de Woking. El McLaren parece resistente (mucho más que con el motor Honda) y la unidad Renault permite más holgura a la hora de desplegar diferentes mapas motor, como hiciera este martes.

La jornada también sirvió para volver a ver en unos entrenamientos a Robert Kubica. El polaco, probador con Williams, completó 50 vueltas siete años después de su última pretemporada. Aunque no fue el mejor día para hacerlo, debido a la climatología, al menos no desentonó con respecto al resto de pilotos.

El protagonismo español corrió a cargo de Carlos Sainz. El madrileño estuvo al volante del RS18 durante todo el día, pese a que estaba previsto que sólo rodase por la mañana. En Renault entendieron que, debido a las dificultades por el tiempo, no convenía que se perdiese ni un instante y no se bajó a mediodía para dejarle su asiento a Nico Hülkenberg. Le tocará ceder su turno este miércoles, si el clima lo permite. Sainz completó 65 vueltas y logró el quinto puesto de la jornada en la tabla de tiempos. Y lo que es más importante: su Renault no tuvo ningún problema.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos