Mundial

Carlos Sainz: «¿Mi primer podio? Cuando tenga que ser, será»

Carlos Sainz, durante el evento de este jueves en Madrid. /J.J. Guillén (Efe)
Carlos Sainz, durante el evento de este jueves en Madrid. / J.J. Guillén (Efe)

El piloto madrileño tiene claro que ha dado un salto de calidad con respecto al año pasado, y que Renault tiene potencial para ser campeón a medio plazo

DAVID SÁNCHEZ DE CASTROMADRID

Confiado, serio y concentrado, Carlos Sainz recibió este jueves a la prensa en su cuartel general, el karting que sirve de oficina para él y su padre, para un evento promocional de uno de sus principales patrocinadores. El primer objetivo era dar el pistoletazo de salida a la venta de los abonos especiales de la grada CS55, con la que por sólo 99 euros, sus aficionados pueden acompañarle en el GP de España los tres días.

Pero también fue una nueva oportunidad, la última antes de Australia, de contar sus sensaciones de cara a la temporada 2018, primera completa que realizará defendiendo los colores de Renault tras la disputa de las cuatro últimas carreras con los de Enstone en 2017. De entrada, ya tiene claro qué meterá en la maleta. «Paciencia. Lo más importante que he aprendido en 2017 es a tener paciencia, cómo las cosas acaban saliendo si se hacen bien y vas dando los pasos correctos. La situación en la que me encuentro este año poca gente, incluido yo, se la esperaba incluso a mediados de 2017 y, poco a poco y con paciencia, las cosas han ido pasando», resume el madrileño.

Con respecto al año pasado han cambiado mucho las cosas. Sainz es consciente de que hay muchas expectativas puestas en él y en la labor de Renault, algo que de rebote toca también a McLaren. El '55' ha recordado que tanto él y Hülkenberg como Alonso y Vandoorne, así como Ricciardo y Verstappen, llevarán motores exactamente iguales. «Es así por contrato», insistió. «Es buena señal que vaya habiendo más ilusión y mayores expectativas. Obviamente a mí me motiva que la gente quiera que yo lo haga bien y que tenga éxito», afirma. «Quiero dar un pasito más con un equipo como Renault, que está haciendo muy bien las cosas, lo está preparando muy bien, ha desarrollado la fábrica y el coche durante estos últimos meses y me encargo yo de ser realista, pero también puedo asegurar que soy muy optimista», admite.

Ese optimismo, ¿le hace ver el ansiado primer podio de su carrera deportiva? «Cuando tenga que ser, será. Esta temporada quizá tendré alguna opción, no hay que negarlo, pero será un caso especial en el que necesitas muchos factores. El año pasado creo que Stroll fue el único piloto no Mercedes-Ferrari-Red Bull que subió al podio en 20 carreras y 60 opciones posibles, en Baku. Hay que ser muy pacientes y saber que se puede dar, pero que es muy difícil». La diferencia con los de arriba es notable, pero Sainz confía en el trabajo de su equipo. «Se puede reducir la diferencia con los tres grandes, pero no recuperarla entera. Recuperar un segundo es prácticamente imposible, pero creo que si hay alguien que puede reducir la distancia bastante durante el año es Renault. En 2017 era un segundo, este año veremos cuánto», zanjó.

Luchar por el título, en 2020

Con respecto a la situación general del campeonato, no ve muchas diferencias con respecto al año pasado. Mercedes es «el rival a batir, con Ferrari y Red Bull cerca», aunque ve algunos saltos de calidad. Aparte del propio de Renault, a la McLaren con su amigo Alonso «se les ve más motivados y eso es buena señal». La pelea por luchar por el campeonato llegará, pero aún queda tiempo. El proyecto de Renault es a varios años vista, aunque quizá él mismo ya no esté en el equipo porque su contrato sigue atado a Red Bull a partir de 2019. «Hay que estar en el sitio adecuado en el momento justo. Ha habido grandes pilotos y profesionales que han sido buenísimos, pero no han estado en el momento adecuado. Es imposible predecir cuándo podré ser campeón del mundo, pero mi sensación es que Renault es el equipo adecuado para mí, en el que quiero seguir creciendo como piloto. En un futuro no muy lejano el equipo estará preparado para disputar el título, probablemente en 2020», asegura.

La primera pelea la tendrá dentro de su box. Nico Hülkenberg, uno de los pilotos mejor considerados de la parrilla, sirvió de 'cicerone' en Renault para las últimas cuatro carreras de 2017, pero este año parten en igualdad. «Este año partimos de cero y confío en que lo puedo hacer bien frente a él. Es un grandísimo piloto y creo que todo el mundo lo sabe. Si hago un buen año, le dará aún más valor, pero me voy a concentrar en lo mío, que es lo que siempre hago, y miraré de reojo lo que hace Nico, pero sin obsesionarme», dijo.

Sainz, en definitiva, pide esperar. No van a estar peleando con los de arriba, o no desde el principio, pero los mimbres están. «Hay que tener paciencia este año. Confío en las evoluciones y empecemos dónde empecemos, será una temporada en la que ser pacientes e intentar poco a poco acercarnos a los equipos de cabeza», aseguró. Viene su año y el '55' lo sabe. Normal que desde su asiento Carlos Sainz, su padre, sonriese: tiene claro que ese podio ansiado está más cerca que nunca.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos