Gran Premio de España

Ligero paso adelante de Alonso y salto atrás de Sainz

El piloto español de McLaren, Fernando Alonso./Andreu Dalmau (Efe)
El piloto español de McLaren, Fernando Alonso. / Andreu Dalmau (Efe)

Las novedades de McLaren le acercan un poco más a la parte alta de la clasificación, mientras que Renault tiene un viernes para olvidar

DAVID SÁNCHEZ DE CASTRO

Las expectativas por ver las novedades y poder calificarlas de 'mejoras' con respecto al coche anterior hicieron del viernes del GP de España uno de los que más atención ha atraído en lo que va de temporada. No hubo equipo que no ensayase con nuevas piezas, sean tan vistosas como los espejos retrovisores colgantes del Ferrari o el morro de tres agujeros del McLaren, o más sutiles como los nuevos fondos planos que estrenaron en otras escuderías.

No es casual que sea Montmeló el escenario elegido por todos para apostar por la primera gran evolución de la temporada. El circuito donde prueban en pretemporada es, con mucho, en el que más kilómetros acumulan las escuderías a lo largo del año. Eso no convirtió este viernes en una sesión cómoda o tranquila. Más bien al contrario. El viento y el reasfaltado de la pista catalana convirtieron las dos sesiones de entrenamientos libres en una auténtica pesadilla para los corredores. Salidas de pista, accidentes y trabajo de chapa y pintura, y trompos para dar y regalar en la conocida zona del estadio coparon la jornada. El más serio fue el de Daniel Ricciardo, que rompió el morro en los primeros libres, aunque luego salió en los segundos sin mayores dificultades.

Las sensaciones generales que dejó este viernes de trabajo en Montmeló es que casi todos los equipos han mejorado en una cuantía similar. Por arriba, la gran incógnita está en el box de Ferrari, que no tuvo a ninguno de sus pilotos dominando y que incluso vio cómo Kimi Räikkönen tenía que parar su coche antes de tiempo por un problema en la unidad de potencia que tendrán que revisar antes de la clasificación.

En ese avance también está McLaren. El equipo británico ha sido el más revolucionario en sus nuevas piezas aerodinámicas, especialmente (pero no sólo) con un morro que fue el foco de toda la atención de los fotógrafos. El problema es que el paso no parece ser suficiente. Tanto Fernando Alonso como Stoffel Vandoorne acabaron en posiciones similares a las de las carreras anteriores, lo que, extrapolando, hace pensar que estarán en una situación similar en clasificación o carrera. Lejos de ser negativo, el vaso está medio lleno: al menos no han caído con respecto a sus rivales.

Es más: en comparación con Renault, han dado un paso adelante notable. Mientras Fernando Alonso acababa con muy buenas sensaciones el viernes, para Carlos Sainz fue un día para olvidar. Las nuevas piezas no sólo no funcionan, sino que empeoran lo visto. Tanto él como su compañero Nico Hülkenberg sufrieron un excesivo sobrecalentamiento en los neumáticos, lo que derivó en un consecuente desgaste que les privó de estar en condiciones de competir por los puestos cercanos al 'top 10'. Mientras que Alonso acabó 6º y 12º en los libres, Sainz fue 15º y 17º.

El objetivo de colarse en la Q3 está más cerca para los de McLaren y mucho más lejos de lo esperado para los de Renault.

Alonso: «La sensación es que tenemos más posibilidades de estar en la Q3»

El piloto español Fernando Alonso (McLaren) acabó con buenas sensaciones en los primeros entrenamientos libres del Gran Premio de España y se mostró esperanzado de entrar en la Q3 en la sesión de calificación que se disputará este sábado.

«He sentido más prestaciones y ojalá mañana pueda estar en la Q3. Va a estar difícil y cara, por ese grupo medio que siempre se aprieta los sábados, pero en las cuatro carreras que hemos hecho la sensación que teníamos el viernes era que había muy pocas posibilidades de estar en la Q3, las sensaciones de hoy son que tenemos más posibilidades», analizó el piloto asturiano.

Alonso realizó estas declaraciones después de conseguir el décimo mejor tiempo en las dos primeras tandas de entrenamientos del gran premio que se celebra en el Circuit de Barcelona-Catalunya.

Sobre las mejoras en su monoplaza en la primera carrera europea del año, Alonso valoró las actualizaciones aerodinámicas realizadas por parte de McLaren.

«Creo que ha ido mejor que en Baku y que en las otras carreras, con mejor aerodinámica. Vamos en la dirección correcta, que siempre es positivo. Luego tendremos que ver el resultado en pista, pero hemos probado muchas cosas, no solo el morro», explicó.

Kubica vuelve 'a casa'

Una de las imágenes que dejó este viernes fue ver el regreso de Robert Kubica a un fin de semana de Gran Premio de Fórmula 1. Hay que remontarse a aquel histórico GP de Abu Dhabi de 2010, en el que Alonso se quedó con la miel en los labios de proclamarse tricampeón del mundo y en el que Vettel se alzó con su primera corona, para ver la última participación del sonriente y querido polaco en una sesión oficial.

Sin embargo, no le fue todo lo bien que esperaba. Dio 24 vueltas en total, para acabar penúltimo, superando sólo a su compañero Lance Stroll, que se bajó del coche mucho antes de lo previsto por una salida de pista que le dejó tirado en la grava. El Williams FW41 se ha confirmado como uno de los monoplazas peor construidos de la parrilla, quizá el peor, lo que justifica en parte la labor de Kubica en esos primeros libres, en los que sustituyó precisamente a Sergey Sirotkin, el corredor que le dejó sin asiento oficial.

No obstante, no sólo se puede achacar al coche su pobre rendimiento. Kubica ha notado que son siete años y medio sin compartir pista con otros monoplazas, y tuvo algunas salidas de pista impropias de él. Además, su maltrecha mano derecha es un serio impedimento para girar, especialmente a izquierdas, como se observó en las cámaras 'on board'. Tendrá una nueva oportunidad de reivindicar su candidatura a posible piloto oficial para 2019 en los entrenamientos libres del GP de Austria, el 29 de junio, cuando volverá a subirse al Williams.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos