Diario Sur

fórmula 1

Alonso, de Montmeló a Indianápolis

El piloto español de McLaren Fernando Alonso tras finalizar en la duodécima posición
El piloto español de McLaren Fernando Alonso tras finalizar en la duodécima posición / Efe
  • El asturiano, «frustrado por no tener una máquina que permita luchar delante», preparará desde este lunes las 500 Millas

Fernando Alonso acabó su primera carrera de 2017, aunque no lo hizo entre los puntos. Las sensaciones no eran del todo positivas, especialmente después de que el sábado se convirtiese en el protagonista absoluto de la parrilla con un impensable y casi heroico séptimo puesto en parrilla. El toque con Felipe Massa en la primera vuelta dio al traste con sus opciones de podio, pero él mismo admitió después de la carrera que probablemente tampoco habría conseguido mucho más sin ese incidente.

La carencia de potencia del McLaren MCL32 sigue siendo un lastre insalvable, como se vio en momentos en los que no sólo no podía defender su posición, sino que cualquier conato de ataque, incluso con DRS, era infructuoso. ·En ritmo de carrera no tenemos tanto como los coches de delante, y perdimos nuestras opciones detrás de Kvyat. No podemos adelantar en las rectas así, que nos quedamos detrás y la carrera fue más complicada», analizaba tras la prueba, resignado. «Es lo que toca. No creo que tengas que darle muchas vueltas aparte de lo que repetimos cada fin de semana desde hace unos años, frustrado por no tener una máquina que te permita luchar delante, pero el 90% de estos pilotos no han subido nunca ni siquiera al podio. Son años de dificultades, pero llegarán mejores momentos y los que he tenido los he saboreado mucho», intentaba motivarse el español, algo complicado después de haber sido doblado dos veces en pista.

La mejoría de resultados llegará, en palabras de Alonso, «cuando Honda traiga alguna evolución». Si se cumple el calendario, dicha versión nueva de la unidad de potencia aterrizará en el McLaren para el Gran Premio de Canadá, cuando el piloto español regrese al 'gran circo' después de la disputa de las 500 Millas de Indianápolis. Ese es el gran reto que tendrá el asturiano durante las próximas semanas.

Este lunes estará ya en el mítico óvalo para la disputa de los primeros entrenamientos libres. Alonso centrará todo el protagonismo, ya que nunca se ha visto montado en un monoplaza de la IndyCar compartiendo asfalto con otros coches. Las sensaciones que transmitió en el test individual que hizo, donde además superó el Rookie Orientation Program sin problemas, fueron muy positivas, pero él mismo admite que aún le queda mucho que aprender. La gestión de una pista en constante evolución por la presencia de otros monoplazas, además de la propia presión que se ponga él mismo, serán dos de los retos que tendrá que superar este lunes.

      Alonso está convocado a las 09:00 de la mañana (hora local de Indianápolis, seis más en España) para reunirse con los responsables del equipo. Desde este lunes y hasta el viernes tendrá a su disposición ocho horas diarias para, ya el sábado y el domingo, disputar las sesiones clasificatorias. La carrera se disputa el 28 de mayo, y ya es una de las que más expectación ha generado en la historia reciente de las míticas 500 Millas en sus 101 años de historia.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate