MOTO2

Baldassarri se da un festín por delante de Oliveira

El italiano gana con solvencia una carrera en la que Alex Márquez se cayó cuando circulaba en puestos de podio

B. GONZÁLEZ

jerez. A sus 19 años, Lorenzo Baldassarri fue una de las revelaciones de Moto2 en 2016. Tras lograr un segundo puesto en Mugello y ganar en Misano, llegó al curso siguiente como uno de los potenciales favoritos, si no para ganar el título, sí al menos para ser uno de los protagonistas. Pero 2017 fue un desastre, primero lastrado por unos problemas físicos en un hombro y después con una falta absoluta de confianza que le hizo desparecer de los puestos delanteros. Para 2018 Baldassarri, uno de los pilotos de la academia de Valentino Rossi, decidió apostar por la escudería de Sito Pons. Y Pons está empezando a hacer de nuevo su trabajo -por la escudería española han pasado a lo largo de estos años pilotos como Pol Espargaró, que fue campeón de Moto2 en 2013, Rabat, Viñales y Rins, los cuatro ahora en MotoGP-. El italiano, de 21 años, está siendo uno de los más sólidos en este arranque de curso. Segundo en Catar, cuarto en Argentina, décimo en Austin en un difícil fin de semana y victoria este domingo en Jerez. Saliendo desde la 'pole', y liderando toda la carrera, sin dar opciones a sus rivales.

Tras Baldassarri cruzó la meta Miguel Oliveira, recién anunciado como piloto del Tech3 KTM de MotoGP en 2019, después de haber aguantado la rueda de su rival al inicio de la prueba junto a Alex Márquez, que terminó por los suelos en la vuelta 11 tratando de no perder la estela de los dos primeros. Un error poco oportuno para un piloto con experiencia en la categoría, justo lo que se prometió no repetir este año tras la experiencia de 2017.

Con esto el tercer puesto se lo terminó llevando el líder de la general, Bagnaia, que aguantó el empuje de Xavi Vierge, cuarto y mejor español en Jerez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos