El Trocadero Marbella Rugby emerge victorioso del barro

El equipo, reunido tras la victoria. /CALIPPO PHOTO
El equipo, reunido tras la victoria. / CALIPPO PHOTO

Los costasoleños cortan una racha de cinco derrotas con una brillante actuación de todo el bloque y se imponen por 41-12 al Alcobendas B

JULIO RODRÍGUEZMarbella

Equipo de principio a fin. El Trocadero Marbella Rugby Club rompió el pasado domingo la dinámica negativa que arrastraba con una contundente victoria 41-12 contra Alcobendas B en el Bahia’s Park. Dos meses llevaban los locales sin celebrar un triunfo hasta que el domingo la conjura perfecta entre plantilla, cuerpo técnico, directiva y afición se tradujo en la liberación en un campo embarrado. Plantó cara en la primera mitad el filial del Sanitas Alcobendas, a partir de ahí festival ofensivo y defensivo bajo una intensa lluvia que acompañó a los protagonistas durante todo el encuentro.

Los marbellíes jugaron con generosidad hacia el compañero, solidaridad en el trabajo atrás y una alegría en ataque que disipaba las dudas de las últimas cinco derrotas. El bloque consiguió minimizar los pequeños errores que en estas categorías cuestan ensayos. Mientras, en la fluidez ofensiva adelantaba pronto a los de Salvador Almeida. Al cuarto de hora ya mandaban en el marcador tras lograr un golpe de castigo y un ensayo sin transformar a cargo de Lupi Rinero y Santi Tamargo respectivamente. El 8-0 fue contestado por los madrileños que aprovecharon la interceptación de un pase para estrechar distancias con un ensayo sin transformar. Con el 8-5, sin apenas tiempo para regocijos, los locales pusieron cerco a la zaga contraria y al rival. El esfuerzo se vio recompensado con un ensayo en jugada personal de Óscar Cruz, a la postre nombrado ‘Mejor Jugador del Partido Café Baqué. Rinero acertó entre palos y marcó diferencias con el 15-5. Cuando el choque iba encaminado al descanso con una ventaja merecida, los visitantes se resarcían justo antes del fin del primer periodo con un ensayo por delantera y su posterior conversión para dejar un resultado inquietante de 15 a 12. Fue un espejismo.

La segunda parte fue un recital del Trocadero Marbella que no concedió ni un solo punto más y se divirtió en ataque bajo el barro. En esos 40 minutos el parcial fue demoledor con un 26-0. El numeroso público congregado pese a la lluvia insufló el ánimo suficiente para que el 15 marbellí no bajara los brazos y fuera a por más en cada acción. El primero en anotar fue Kike Gonzalez gracias a su velocidad. Llegó antes que nadie a una patada a seguir. Luego, Lupi Rinero se reencontraba de con el ensayo y ambos transformados por el propio argentino, 29-12. El partido estaba encarrilado y además de encauzar la victoria conseguían el punto bonus. La actitud defensiva de esta segunda parte, faceta en la que destacó un descomunal Manu Paniagua, fue determinante para que Alcobendas B no pudiera conseguir un solo punto. Los madrileños tenían la posesión, pero la defensa marbellí los obligaba a retroceder una y otra vez. Además, el juego colectivo en equipo se vio recompensado con dos nuevas marcas. Otra más para Tamargo y Rinero, que repetían. Además de una transformación de Rinero, que conseguía un sobresaliente porcentaje de cara a palos y llegar a la conclusión del encuentro con un claro 41 a 12.

La crónica deja otras historias como la de Óscar Cruz. El canterano, de origen gibraltareño, será una importante baja de cara al tramo final de liga. En las proximas semanas debe viajar a Australia antes de continuar sus estudios en el Reino Unido. Sin embargo ha mantenido su compromiso con el club para superar esta mala racha y espera volver en un futuro no muy lejano a la que considera su casa, el Bahia’s Park.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos