El Trocadero Marbella Rugby inicia la liga con una remontada épica

Pando abraza a Lupi tras un ensayo. /J. Rodríguez
Pando abraza a Lupi tras un ensayo. / J. Rodríguez

El equipo de la Costa del Sol se impone en la última jugada al A.D. Industriales y comienza con buen pie su segunda temporada en División de Honor B

JULIO RODRÍGUEZ

El triunfo de la fe y la constancia. El Trocadero Marbella Rugby Club se estrenó en casa en su segunda campaña en la División de Honor B grupo C con un agónico triunfo por 31-28 contra AD Industriales Las Rozas. Los del Bahía´s Park, empujados por más de 300 aficionados, le dieron la vuelta a un duelo que perdían por once puntos (17-28) a falta de quince minutos para el final. Fue entonces cuando apareció el argentino Luciano Rinero ‘Lupi’. Logró dos ensayos en ocho minutos para voltear el marcador y vencer en la última jugada del encuentro. Emoción hasta el final que valió la pena para sumar los primeros cuatro puntos del campeonato.

El partido no pudo empezar mejor. Gran ambiente en la grada, buena temperatura y un arranque esperanzador. Tan solo tres minutos necesitaron los costasoleños para sumar su primer ensayo. Una veloz galopada del ala Santi Pando dejó sin recursos a los visitantes que vieron como encajaban un ‘try’ en la esquina derecha de la línea de gol. El único factor externo negativo para ambos equipos fue el viento racheado que bajó y mucho el porcentaje en los golpes de castigos y conversiones frustradas. Tras el ensayo marbellí el partido se inclinó claramente para los madrileños. La expulsión temporal de Charlie Riches al cuarto de hora de juego mermó al cuadro de Burger Hendelguys. Con un golpe de castigo de Wayne Gardner, el mejor de los foráneos, y un ‘try’ de Mañueco el conjunto de Las Rozas remontaba 5-8 y ya no iría por debajo en el marcador hasta el mágico minuto 80. Lucas Pomoposiello igualó el partido con un golpe de castigo pero no pudo evitar la victoria parcial al descanso 8-11 con otra patada a palos de los visitantes, y eso que fallaron otras tres.

En la segunda mitad no mejoró el panorama. Los locales siempre a remolque, pocos pensarían que cuando el que juega a domicilio anota cuatro ensayos va a perder el partido. Industiales incrementó la renta tras ganar dos veces la línea de gol en cinco minutos. Los parciales se disparaban 11-16, 14-21, 14,-23. Los rostros del cuerpo técnico marbellí eran serios porque el juego a la mano, la profundidad del rival, la soltura en tres cuartos eran evidentes. Sin embargo, los costasoleños demostraron que tienen calidad, perseverancia y mucha fe en su proyecto. A falta de catorce minutos para el final caían por once puntos. Hasta seis hombres de refrescos dieron aire al Trocadero Marbella contra un adversario que parecía más corto de físico, también debido a llevar el peso de la posesión durante el partido.

Los aperturas y primer centro como Lupi, Masuyama (sublime), Pando, daban la velocidad que necesitaba el equipo en el sprint final sin quitar méritos a todo un bloque comprometido del primero al último. Tan importantes fueron los puntos del máximo realizador del partido Lucas Pomposiello con 16 puntos como la brega de los Molina, Rodger, Tucconi y compañía. De hecho el empuje final de Kike González y Román fueclave.

No obstante el gran protagonista fue el argentino Lupi. En el 72’ y el 80’ materializó sendos ensayos junto a la conversión de Pomposiello para establecer el 31-28 definitivo. En la última acción sobre el descuento los locales pidieron melé, salió un ‘free kick’ y Lupi se metió de cabeza en línea de gol. Con la patada posterior de Lucas, que tocó el poste y entró el árbitro señaló el final con delirio en la grada.

Fotos

Vídeos