El Trocadero inicia la liga de los 'grandes'

El canterano Mallman apoya un ensayo el pasado domingo. :: j.r./
El canterano Mallman apoya un ensayo el pasado domingo. :: j.r.

El equipo de rugby de Marbella se mide en un mes a los tres favoritos de su grupo por una plaza de promoción de ascenso a División de Honor A

JULIO RODRÍGUEZ MARBELLA.

Rodaje culminado. El Trocadero Marbella Rugby Club afianza su buen momento tras sumar el domingo pasado su quinta victoria en seis jornadas contra el segundo equipo del Complutense Cisneros por 45-12. El triunfo en el Bahía's Park aúpa a los costasoleños a la tercera plaza del grupo C de la División de Honor B, con los mismos guarismos que el segundo y a tan sólo dos puntos del líder, CRC Pozuelo. Los jugadores de Salva Almeida han aprovechado los tres encuentros seguidos en Marbella con otras tantas victorias para lograr el pleno desde el inicio de temporada con cuatro triunfos como local.

Ahora llega el tramo decisivo. Aunque el domingo a las 13.30 horas el conjunto costasoleño disputa su séptimo partido en el Ramón Urtubi de Madrid. Comienza el segmento más exigente de la fase regular. En un mes se medirá a los tres favoritos por el ascenso y a un modesto como el Granada en el próximo derbi en casa. Esta jornada los marbellíes se enfrentan a los cuartos, Liceo Francés; la próxima salida se las verán con el líder, CRC Pozuelo, y acabarán cuatro semanas de máxima exigencia contra los segundos, el Ciencias Sevilla en un derbi de gran rivalidad.

El técnico local es optimista y consciente de la dificultad de estos compromisos. «El planteamiento es ganarlo todo. Si jugamos ordenados y nos aguantan las lesiones podemos conseguirlo, aunque es muy difícil», apunta Almeida. La plantilla sabe que el margen de error es pequeño si quieren aspirar a la primera posición del grupo C. «Ahora empieza la liga de verdad contra los 'grandes', que no paran de reforzarse. Liceo acaba de incorporar a dos nuevos jugadores, CRC Pozuelo también ha mejorado su plantel, pero es que la competencia es máxima», concluye.

El equipo se ha reforzado con fichajes y la promoción de canteranos

El Liceo Francés fue campeón el año pasado y en este arranque liguero está a cuatro puntos del Trocadero Marbella. El primer envite para asaltar el liderato será en hierba artificial, una circunstancia que ayuda más al Liceo que a los marbellíes. «El bote del balón, el contacto es distinto, pero no es excusa, aunque estemos acostumbrados a jugar en campos de mayores dimensiones», remarca el entrenador local al tiempo que destaca la calidad del rival. «Tiene una delantera muy potente. Juegan ordenados y son muy fuertes», destaca.

Los fichajes del Trocadero Marbella están dando la talla. Los argentinos Santi Pando, Manuel Paniagua y Pablo Castro le han dado otro aire al equipo. Sobre todo el omnipresente Lupi Rinero, con una polivalencia en ataque que se traduce en puntos. Además, el club cuenta con la reciente incorporación de un pilar argentino contrastado como Alan Sarco, que está por debutar. A estos fichajes hay que sumar las incorporaciones de jugadores formados en el club que vuelven a Marbella tras un periplo académico en el exterior. Hasta cuatro canteranos han regresado: el segunda línea Chris Bengley, los primos Alexander y Óscar Cruz, y Charlie Riches. El bloque de la temporada anterior más otros efectivos del entorno, como Antonio Fernández, de Granada, y el ala Jorge Rodríguez, exjugador del Ciencias Sevilla, cierran una plantilla de garantías.

Grata sorpresa

La sorpresa más grata es el comportamiento de los jóvenes de categorías inferiores. Con bajas muy destacadas como Andrés, Lucas Pomposiello y Andu Masuyama, hay hueco para jóvenes que están rayando a gran el nivel. Como muestra el gran partido de los sub-18 y sub-19 Vitis Lucas Bianchi y Tomas Mallman, que contra Cisneros Complutense consiguió un ensayo y demostró una madurez fuera de lo común. El Trocadero Marbella está rearmado y llega el momento que todo estaban esperando. Quieren tratar de tú a tú a los aspirantes al ascenso.

Fotos

Vídeos