El rugby malagueño apunta a Japón

Varios jugadores formados en clubes de la provincia aspiran a jugar la Copa del Mundo de 2019

Jesús Moreno, uno de los pilares del combinado nacional, en su municipio natal, Rincón de la Victoria, años atrás. /SUR
Jesús Moreno, uno de los pilares del combinado nacional, en su municipio natal, Rincón de la Victoria, años atrás. / SUR
Héctor Barbotta
HÉCTOR BARBOTTAMarbella

La selección española masculina de rugby está a sólo un paso de protagonizar un hito histórico. Si el próximo fin de semana derrota a la débil selección de Bélgica en la última jornada del ‘Europe Rugby Championship’, conocido como VI Naciones B, se clasificará para jugar la Copa del Mundo, que se celebra el año que viene en Japón. Desde que en los albores de la profesionalización de este deporte, en 1987, se creó esta competición, sería la segunda vez que un Mundial contaría con participación española. Hasta ahora, la única participación del ‘XV del León’, como se conoce a la selección por el animal que aparece en el escudo que luce en su camiseta, se remonta a 1999.

Para los países que no integran el llamado ‘Tier 1’, las diez mejores selecciones de rugby del planeta, clasificarse para una Copa del Mundo, en la que solamente participan veinte equipos, supone toda una hazaña. Ello explica el entusiasmo que vive en estos días el rugby español, cuya selección ha llegado a esta instancia decisiva tras superar dos escollos que a priori se presentaban como más que difíciles, las selecciones de Rusia y Rumanía, a las que derrotó con claridad.

Una pieza fundamental en el equipo que está a punto de concretar la hazaña es el malagueño Jesús Moreno, nacido en Rincón de la Victoria hace 32 años y uno de los veteranos del equipo español. Tras dar sus primeros pasos en el Club de Rugby Málaga, Moreno emigró primero a Madrid para jugar en el Cisneros, uno de los más importantes y tradicionales del rugby español, y posteriormente a Francia, donde tras jugar en el Bayona es actualmente uno de los pilares del Aix-en-Provence, un club de la durísima Segunda División del rugby galo.

Titular y pilar derecho

El puesto de Moreno, pilar derecho, es uno de los más difíciles y de menor lucimiento personal en el complejo juego del rugby. El malagueño, que fue titular el domingo en la holgada victoria sobre Alemania (84-10), que puso al ‘XV’ del León con pie y medio en Japón, es un fijo en la selección y tiene ya medio billete en el bolsillo para el torneo. El jugador rinconero, de 190 centímetros y 127 kilos, ha superado ya el medio centenar de partidos internacionales y su participación en la Copa del Mundo coronaría la trayectoria más importante de un jugador malagueño en este deporte.

La selección celebra en presencia del Rey su triunfo el domingo.
La selección celebra en presencia del Rey su triunfo el domingo. / Efe

Sin embargo, Moreno no es el único jugador local con posibilidades de acudir a Japón. El seleccionador español, Santiago Santos, ha aprovechado los partidos que no contaban para la clasificación mundialista para probar jugadores y uno de ellos ha sido el segunda línea Joshua Peters, una de las perlas surgidas de la prolífica cantera del Trocadero Marbella Rugby Club, que debutó con la selección española el día 4 de este mes en el partido contra la selección de Georgia. Peters, nacido en Inglaterra pero que se trasladó con su familia a Benalmádena cuando sólo tenía dos años, se formó en el club costasoleño y fue internacional con España en todas las categorías inferiores. Actualmente milita en el Northampton Saints, de la Premiership inglesa.

El rinconero Jesús Moreno es uno de los fijos en la selección española, y los jóvenes Joshua Peters y Facundo Munilla tienen opciones

Los canteranos marbellíes Daniel Stor y Jacobo Martín, otros en la órbita de la selección

En la amplia lista con la que trabaja el seleccionador, de la que deberán salir los 30 convocados a la Copa del Mundo figura también el medio-melé Facundo Munilla, que con doce participaciones con la selección absoluta y un largo currículum de convocatorias y títulos en categorías inferiores, está considerado el mayor talento formado en la cantera del Marbella Rugby Club. Nacido, al igual que Peters, en 1995, al cumplir los 18 años fue tentado por el todopoderoso Toulon, del Top 14 francés, donde tuvo una experiencia que completó su formación. Ahora juega en el Alcobendas, de la División de Honor española.

También con posibilidades mundialistas figuran otros dos jóvenes formados en la cantera de Marbella, el segunda línea Daniel Stor y Jacobo Martín, que actualmente destaca en la selección español a de rugby a siete.

Facundo Munilla, antes de un entrenamiento.
Facundo Munilla, antes de un entrenamiento. / Julio Rodríguez

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos