Paula Ruiz, a tres centésimas de Mireia Belmonte en los 5 kilómetros en aguas abiertas

Paula Ruiz, con todos los galardones conseguidos en Bañolas /Sur
Paula Ruiz, con todos los galardones conseguidos en Bañolas / Sur

La malagueña, aún en edad júnior, cierra una gran actuación en el Campeonato de España, y la fuengiroleña María de Valdés fue cuarta ayer

FÁTIMA ÁVILA-CASANOVA

La nadadora malagueña Paula Ruiz ha demostrado este fin de semana que se encuentra en un estado de forma inmejorable. Tras conseguir en la jornada del sábado la medalla de oro del Campeonato de España de aguas abiertas en la distancia de 10 kilómetros y, por lo tanto, la clasificación directa para el Mundial absoluto (en Budapest) y el Europeo júnior (en Marsella), ambos a finales de julio, ayer consiguió subir un peldaño más en su imparable progresión y se colgó la medalla de plata en los cinco kilómetros de este Nacional, que se ha disputado en Bañolas (Gerona). Es una plata con sabor a oro, ya que la consiguió tras un intenso mano a mano con la campeona olímpica, Mireia Belmonte.

Solo tres centésimas separaron a la malagueña de la catalana, el tiempo que la mano rápida y experimentada de Mireia ganó de ventaja para tocar en primer lugar la plancha en una prueba de casi una hora de duración. Al final, la competidora del UCAM Fuensanta cerraba su carrera parando el crono en 57:52.9, mientras la malagueña del C. N. Mairena lo hacía en 57:53.2. El tercer lugar del podio lo ocupaba Erika Villaécija (C. N. Sabadell) con un tiempo de 58:08.4, mientras el cuarto puesto era para la fuengiroleña María de Valdés (58:12.7), quien ya en los diez kilómetros consiguió la medalla de plata.

Paula Ruiz, con el dorsal ‘36’, sonriente antes de una de las pruebas celebradas en Bañolas.
Paula Ruiz, con el dorsal ‘36’, sonriente antes de una de las pruebas celebradas en Bañolas. / Sur

Sin duda, para Paula Ruiz fue todo un sueño acabar entre dos de las mejores nadadoras del país, y así lo expresaba nada más terminar la competición:«Estoy muy contenta con esta medalla de plata. Es un honor haber competido con Mireia, y haber ido prácticamente juntas toda la prueba. Tanto Mireia como Erika son dos ejemplos a seguir, y estar entre ellas es todo un orgullo».

A pesar del desgaste físico de la jornada previa, la malagueña llegaba a la carrera del domingo con las pilas cargadas y con ganas de podio. No obstante, en declaraciones a SUR, la campeona del mundo júnior confesaba que el día de antes había intentando reservar algo de fuerzas:«La prueba del sábado fue bastante lenta, ya que tampoco quería desfondarme al máximo, puesto que hoy (por ayer) tenía los cinco kilómetros, y ni Jimena Pérez, ni Erika ni Mireia nadaron los diez kilómetros. Por ello, marqué el ritmo, pero con el freno de mano echado».

Una rival más descansada

Mireia, más descansada al no haber competido el primer día, se mostró como la campeona que es y no se lo puso nada fácil a sus rivales. Y eso que a unos 200 metros la olímpica se escoró muy a la derecha, mientras la malagueña hacía un cambio de trazada para recortar. Sin embargo, ni por esas se fue de una Mireia Belmonte que, al igual que ella, está mental y físicamente muy fuerte.

En este duelo de campeonas, aunque hay que precisar que Paula Ruiz es nadadora de categoría júnior, Mireia tocó antes la plancha por mejor colocación corporal que su rival, y consiguió las tres centésimas justas para llevarse el oro y cumplir con los criterios de selección fijados en espera de la lista de la dirección técnica de la Federación Española de Natación.

Sin tiempo para descansar, Paula Ruiz llegó anoche a Málaga para ponerse de nuevo a lo largo del día de hoy a las órdenes de su entrenador, Xavi Casademont. Ahora toca preparar sus dos próximas grandes citas, el Mundial absoluto de Budapest, que se celebrará del 15 al 21 de julio, y el Europeo júnior de Marsella, que tendrá lugar entre el 4 y el 6 de agosto. No obstante, la nadadora aún debe esperar a que la dirección técnica de la Federación Española de natación haga oficial la lista de seleccionados para dichos eventos.

Una júnior sin techo

El techo de esta campeona aún no se vislumbra, aunque ella prefiere mantener los pies en la tierra de cara al Mundial absoluto, asevera:«Estamos hablando de niveles absolutos, y allí me mediré a la campeona de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, entre otras grandes rivales. Así que más bien iré a coger experiencia y hacerlo lo mejor posible». Para el Europeo, donde el año pasado fue plata, sí se muestra más ambiciosa:«En la competición continental sí veo posibilidades de podio, aunque competiré con muchas chicas de mi categoría que son un año mayor que yo».

«Es un honor haber competido con Mireia y haber ido juntas casi toda la prueba»

La pasada temporada, la nadadora del C. N. Mairena consiguió el campeonato del mundo júnior y el subcampeonato europeo de la categoría. Esta campaña, y más tras ver el sensacional momento de forma en el que se encuentra, se presenta más que ilusionante.

Ruiz se preparará ahora para el Mundial de Budapest y el Europeo júnior de Marsella

En chicos también hubo igualdad, pero menos, en la cabeza. Por cinco segundos se llevó el oro Antonio Arroyo (CE Mediterrani) con un tiempo de 53:57.8, por delante de Pol Gil (CN Vallirana) con 54:02.1 y de Gaspar Andrade (CN Arzúa), con 54:10.2, este último otra de las grandes revelaciones de esta Campeonato de España en tierras gerundenses.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos