Paula Ruiz y María de Valdés, preparadas para el Mundial

Paula Ruiz y María de Valdés. / Sur

Las nadadoras malagueñas partieron ayer hacia Budapest, enclave que acogerá el domingo y el miércoles la cita de aguas abiertas

FÁTIMA ÁVILA-CASANOVA

A primera hora de la mañana de ayer las nadadoras malagueñas Paula Ruiz (C. N. Mairena) y María de Valdés (Fuengirola Swimming) partieron junto a la expedición de la selección española absoluta de aguas abiertas camino de Budapest (Hungría), donde se disputarán el domingo 16 y el miércoles 19 de julio las pruebas de 10 y 5 kilómetros, respectivamente, del Campeonato del Mundo de aguas abiertas. Ruiz, campeona de España absoluta de la especialidad y plata en el Europeo júnior de 2016, participará en las dos distancias; mientras De Valdés, plata en el Estatal absoluto, solo lo hará en los 10 kilómetros.

Las malagueñas han estado los últimos días concentradas con la selección española en el Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Sant Cugat, donde han preparado la cita mundialista, explica la fuengiroleña:«Los técnicos nos han dado charlas para motivarnos y nos han hablado de cómo será el Campeonato. Los primeros días estuvimos completando unas sesiones de entrenamiento más duras y al final hemos bajado la intensidad de los metros». La preparación de la prueba continuará las jornadas previas a la disputa de la misma ya que, al llegar tres días antes de su celebración, podrán tener una primera toma de contacto con las aguas del lago Balaton. No obstante, los preparadores les han adelantado que en un principio no deben notar demasiada diferencia con la temperatura del agua de los lagos españoles.

En el Mundial absoluto se medirán, entre otras, a la campeona olímpica Sharon van Rouwendaal

El gran objetivo para ambas es el Europeo júnior de Marsella

Ambas nadadoras llegan bien tanto física como mentalmente a la primera de las dos grandes citas de este verano, aunque confiesan que su pico de forma esperan alcanzarlo en el Campeonato de Europa júnior que se celebrará en Marsella (Francia) del 4 al 6 de agosto. «A esta competición no voy a llegar al máximo, porque también estoy centrada en el Campeonato de Europa. No obstante, lo importante es coger experiencia y hacerlo lo mejor posible».

Las júnior tendrán que medirse a las mejores nadadoras absolutas de la especialidad;entre ellas, la campeona olímpica de Río de Janeiro, la holandesa Sharon van Rouwendaal, que fue plata en el Mundial de Kazan de 2015 y campeona europea en 2014. A ella se sumarán algunas nadadoras húngaras y francesas que demostraron un buen nivel en la Copa de Europa LEN disputada hace unos días en Barcelona.

La campeona de España no quiere presión para el Mundial, y asegura que su objetivo es completar una buena actuación:«No quiero pensar en puestos, porque las pruebas varían mucho;de repente pueden descalificar a las que tienes delante y te colocas primera o, al contrario, puedo desviarme o me puede picar algo y perder posiciones. No quiero marcarme una meta y menos en un campeonato absoluto». De Valdés, por su parte, se marca como objetivo acabar entre las veinte primeras:«Eso ya sería un gran logro».

Fotos

Vídeos