Los Nacionales de Málaga ponen en juego los billetes más caros para los Europeos

Los Nacionales de Málaga ponen en juego los billetes más caros para los Europeos

Además de una mínima matinal y otra vespertina, los nadadores deben ocupar una de las dos primeras plazas en la final para acudir a Glasgow

SUR

Los Campeonatos de España de natación, que arrancan hoy en Málaga, pondrán en juego los billetes más caros para un Europeo, tras la implantación de un nuevo sistema de selección que, además de una mínima matinal y otra vespertina, obligará a los nadadores a ocupar una de las dos primeras plazas en la final para estar en Glasgow (Escocia). «La idea es que los nadadores y los técnicos se acostumbren a las mismas exigencias que luego se van a encontrar en la competición», declaró el director técnico de la Federación, Albert Tubella.

La Federación Española de Natación ha variado el sistema de clasificación que instauró el pasado año para los Mundiales de Budapest y que sólo exigía una marca mínima en las eliminatorias matinales y otras en las finales vespertinas. Formato que cambiará este año para las pruebas de 50, 100 y 200, en las que además de obligar a rebajar un tiempo en las eliminatorias de la mañana y otro en la semifinales de la tarde, se exigirá ocupar una de las dos primera plazas en la final para formar parte del equipo nacional. Sistema que variará ligeramente en las pruebas de 400, en las que al no estar prevista una ronda de semifinales, las mínimas se exigirán en las eliminatorias y en la final, manteniéndose la obligación de concluir entre los dos primeros en la carrera final. Mientras, en las pruebas de fondo, los 800 y 1.500, el billete europeo será para los dos primeros clasificados en la final, siempre que consigan la marca mínima exigida por la Federación.

La primera jornada

18.01 horas:
400 libre masculino.
18.37 horas:
800 femenino (con dos series). Con Mireia Belmonte y Paula Ruiz.
18.58 horas:
50 braza femenino. Con Jessica Vall.
19.01 horas:
50 mariposa masculino.

«Tengo la esperanza de que tengamos un grupo más numeroso que en Budapest. Es cierto que las mínimas son de cierta exigencia, pero en lo que llevamos de este ciclo olímpico ha habido ya ocho o nueve nadadores que han cumplido con esas mínimas, por lo que deberíamos intentar tener un grupo más amplio que el pasado año», explicó Tubella. Un grupo en el que no debería faltar Mireia Belmonte, la vigente campeona olímpica y mundial de los 200 mariposa, que intentará asegurarse en Inacua el billete en las pruebas de 200 y 400 estilos; 400, 800 y 1.500 libre, y 200 mariposa.

Las estrellas

Tres pruebas menos nadará la otra gran estrella de la natación femenina española, Jessica Vall, que aparece inscrita en los 50, 100 y 200 braza, prueba esta última en la que se proclamó el pasado mes de diciembre campeona de Europa en piscina corta. Tampoco faltará la joven África Zamorano, semifinalista el pasado año en los 200 espalda en los Mundiales de Budapest, o Lidón Muñoz, que estableció el pasado marzo, con 25.31, un nuevo récord nacional en 50 libre.

En la competición masculina todas las miradas estarán en Hugo González, campeón del mundo y de Europa júnior en 200 espalda.Estará en 50, 100 y 200 espalda, así como en los 100 braza y los 200 estilos. Joan Lluis Pons, finalista en 400 estilos en los pasados Juegos Olímpicos de Río, nadará los 200 braza, los 200 mariposa y los 400 estilos, mientras que Miguel Durán competirá en cinco pruebas –100, 200, 400, 800 y 1.500–.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos