Mijas encumbrará a una nueva pareja masculina

Las gradas de la pista central de Mijas pueblo estuvieron repletas desde primera hora de la mañana. / wpt

Matías Díaz/Maxi Sánchez y Cristian Gutiérrez/Franco Stupaczuk no han ganado ningún torneo esta temporada

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

La penúltima jornada del World Padel Tour de Mijas terminó por decidir las dos mejores parejas de categoría masculina y femenina, aunque el turno de semifinales de la mañana fue mucho más entretenido. En cualquier caso, esta prueba llena de sopresas en la competición masculina consagrará a unos nuevos campeones esta temporada, ya que ninguno de los cuatro ha podido llevarse el triunfo en 2017.

Noticias relacionadas

En el primero de los encuentros de las féminas, las hermanas Sánchez Alayeto, indiscutibles número uno del mundo y verdugas de la malagueña Carolina Navarro en cuartos, pasaron por encima de la pareja tres, Patricia Llaguno y Eli Amatriaín. Mapi y Majo desplegaron todas sus armas de pegada para dejar sin opciones a sus rivales, que desde los primeros compases ya daban muestras de no poder con su velocidad. El resultado, 6-2/6-2 en una hora de juego, es el mejor ejemplo del poderío de las aragonesas esta temporada, en la que solo han perdido un partido. Por este motivo, el encuentro jugado el viernes por Carolina Navarro y Cecilia Reiter contra ellas, en el que cayeron derrotadas en tres sets, tiene aún más valor. Si consiguen plantar su juego rápido de puntos cortos, no tienen rival, y Llaguno-Amatriaín fallaron en su intento de ralentizar la bola.

Quizá la verdadera decepción fueron Marta Ortega y Ariana Sánchez, que apenas ganaron cuatro juegos (6-3/6-1) a la cabeza de serie número dos, Marta Marrero y Cata Tenorio, que pese a ser su primer torneo juntas han llegado a una final (hoy 19 horas) en la que no parten como favoritas, aunque tienen serias opciones de llevarse el triunfo.

Cristian, un grande del pádel

Y de unas hermanas ganadoras, a dos hermanos que se enfrentaban entre ellos. La pareja número 3 del ránking –la mejor clasificada de las que aún estaban en liza–, formada por Maxi Sánchez y Matías Díaz, tuvo enfrente en el turno de la mañana al hermano del segundo, Gonzalo ‘Godo’ Díaz, y a Luciano Capra. En este carrusel de sorpresas y resultados inesperados que está dando de sí este World Padel Tour de Mijas, Godo Díaz y Lucho Capra se habían plantado en semifinales con relativa comodidad, y aunque no tenían nada que perder, la posibilidad de acceder a una final del circuito era inmejorable.

No en vano, este fue, a la espera de ver la final, el partido con mayor calidad –y el más entretenido– de toda la semana. Fue un encuentro algo menos físico de lo que los espectadores están acostumbrados últimamente, pero muy técnico y con altas dosis de espectáculo. Díaz-Capra se llevaron el primer parcial por un sorprendente 6-2 después de que Godo se dedicara a sacar la bola una y otra vez por la valla lateral de los 3 metros. Además, en una de esas salidas de pista ocurrió uno de los mejores puntos del campeonato, después de que Maxi Sánchez introdujera la bola por la puerta a una enorme velocidad y de que Lucho Capra, pese a ello, consiguiera volearla para posteriormente ganar el punto. Puro espectáculo.

Fue un espectáculo ver jugar así de bien a Cristian Gutiérrez, en el top mundial desde 1998

Sin embargo, a partir de ahí la exigencia física subió un escalón, al tiempo que Sánchez- Díaz recapacitaron y comenzaron a no fallar prácticamente ninguna bola. Es su gran oportunidad y no podían dejarla pasar. La segunda manga terminó con un resultado de 6-3 para la pareja 3, un marcador muy similar al tercero (6-2). De esta manera, Maxi y Mati evitaban la sorpresa que habría supuesto ver a Capra-Díaz en la final, aunque visto lo visto, ya podía pasar prácticamente cualquier cosa.

Marrero-Tenorio podrían ganar la prueba en su primer torneo como pareja

El partido de la tarde, como ya pasara en categoría femenina, tuvo mucha menos emoción. La dupla formada por el jovencísimo Franco Stupaczuk y el veterano Cristian Gutiérrez (que parece estar viviendo una tercera o cuarta juventud tras haber sido campeón del mundo en el año 1998) no dieron opciones a Miguel Lamperti y Juani Mieres, cuyo estado de forma después de una larga lesión está muy lejos de ser óptimo. ‘Stupa’ y Cristian resultaron ser unas apisonadoras que en una hora escasa dejaron un marcador de 6-2 y 6-1. Lo mejor, sin duda, poder disfrutar del segundo, uno de los jugadores más talentosos de la historia. La final, que comenzará a continuación de la femenina, se prevé apasionante, y aunque Díaz-Sánchez sean los favoritos, en Mijas nadie ha dicho aún la última palabra.

Fotos

Vídeos