Una mesa redonda sin polémica arbitral

Juan Manuel Requena, Ernesto Ruiz, Mario Melero López y Daniel Hierrezuelo, ayer durante la mesa redonda en el IES Fernando de los Ríos. /Francis Silva
Juan Manuel Requena, Ernesto Ruiz, Mario Melero López y Daniel Hierrezuelo, ayer durante la mesa redonda en el IES Fernando de los Ríos. / Francis Silva

Cuatro colegiados malagueños de élite acercaron a los alumnos del IES Fernando de los Ríos detalles sobre su profesión

CARLOS J. MARTÍNEZ

Los alumnos del ciclo formativo de grado superior en Técnico Superior en Animación de Actividades Físicas y Deportivas del IES Fernando de los Ríos tuvieron ayer una clase poco convencional. Cuatro árbitros malagueños de élite, Juan Manuel Requena (hockey), Ernesto Ruiz (balonmano), Mario Melero López (fútbol) y Daniel Hierrezuelo (baloncesto) hicieron las delicias de los alumnos que conocieron en profundidad esa profesión, a veces tan desconocida.

«Como jugador llegué a disputar campeonatos de España y vi en el arbitraje la oportunidad de poder seguir aprendiendo sobre el hockey», explicó Juan Manuel Requena, ya retirado del arbitraje y actualmente mánager de árbitros para la federación europea (FIH) y presidente del CDMálaga 91.

Ligados a su deporte

Un aspecto común de los cuatro ponentes es que todos entraron el mundo del arbitraje para poder seguir vinculados a su deporte, su pasión. «A un compañero de equipo lo sancionaron con apuntarse al curso de arbitro por pegarle precisamente a un colegiado, y por solidaridad me apunté con él. Me gustó tanto que decidí seguir», confesó Ernesto Ruiz para explicar su transformación en árbitro de balonmano.

Para Melero López, árbitro de Primera, el arbitraje fue el siguiente paso una vez que su trayectoria como futbolista no progresaba. Como curiosidad, fue durante dos años profesor de Educación Física en el IES Fernando de los Ríos. «Con 16 años un amigo, que era árbitro, me dijo que hiciera el curso. Fui progresando hasta llegar a Primera hace cuatro temporadas», contó.

Daniel Hierrezuelo, durante su ponencia.
Daniel Hierrezuelo, durante su ponencia. / Francis Silva

Sin lugar a dudas la más curiosa de las historias fue la de Daniel Hierrezuelo, con cambio de deporte incluido. «Durante siete años fui portero en las categorías inferiores del Málaga y tuve una oferta del Atlético de Madrid. Decidí cambiar radicalmente de deporte. Estaba cansado del ambiente del fútbol y entré en las categorías inferiores del Caja de Ronda. En 1990 empecé a arbitrar y cinco años después, con 25, estaba en la ACB», dijo.

La polémica

Ser árbitro es, desgraciadamente, asociarse a la polémica. «Los árbitros de fútbol ya no hacemos declaraciones porque al final se sacan de contexto. El árbitro necesita estar tranquilo y vivir alejado de las polémicas», reconoció Melero López. Sobre los errores y su repercusión. Hierrezuelo aclaró que «el porcentaje de acierto es cercano al 80%, pero al final se ven muchos más los fallos». Precisamente Hierrezuelo ha estado implicado recientemente en jugadas polémicas. «El famoso campo atrás del Real Madrid en la Copa del Rey lo arbitré yo y, más recientemente, en la final de Copa hace una semana hubo polémica, pero nadie habla cuando fallan los jugadores», confesó el representante malagueño en el arbitraje de la ACB.

Requena, en representación de deportes menos mediáticos reivindicó la necesidad de dar visibilidad a todos. Como a su CDMálaga 91, que juega en Carranque. «Nosotros, con el poco dinero que recibimos de las instituciones, hacemos maravillas para poder mantenernos».

Por su parte, Ernesto Ruiz apuntó las novedades que se van a introducir en el balonmano de la provincia para mejorar el comportamiento de los padres en relación a la competición: «Vamos a introducir la tarjeta negra, y los padres que la reciban no podrán ir a ver el siguiente partido de sus hijos. Buscamos que se respete la figura del arbitro».

El colofón final a una mesa redonda cargada de figuras destacadas del arbitraje local la pusieron los alumnos, que hicieron diversas preguntas a los ponentes. No todos los días se tiene la oportunidad de poder preguntarle inquietudes a un árbitro de élite. La salud del mundo arbitral malagueño es muy buena. Ayer los protagonistas fueron los árbitros, aunque en está ocasión no por una jugada repleta de polémica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos