María de Valdés se marcha del Fuengirola y ficha por el Club Natación Liceo

María de Valdés, ya en Galicia, con la camiseta de su nuevo club. / SUR

La subcampeona de España de aguas abiertas sigue los pasos de su entrenador, Carlos Guzmán, y comienza una nueva andadura en Galicia

FÁTIMA ÁVILA-CASANOVA

La nadadora fuengiroleña María de Valdés, subcampeona de España de aguas abiertas, ha fichado por el C. N. Liceo de Galicia siguiendo de este modo los pasos de su entrenador, Carlos Guzmán, quien desde esta temporada también pasará a formar parte del cuerpo técnico de la entidad.

De Valdés, quien desde los tres años ha formado parte del Fuengirola Swimming, da de este modo un importante paso en su carrera deportiva, cuya meta se encuentra en obtener la clasificación para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. El club ubicado en La Coruña le realizó una oferta difícil de rechazar, tal y como relata la fondista: «Al marcharse Carlos (su entrenador) al Liceo, le comentó a los responsables del club que no podía dejarme tirada, ya que estamos inmersos en la preparación para los Juegos Olímpicos, así que me ofrecieron residencia y pagar todos los gastos de nutricionistas, médicos y fisioterapeutas». A esto hay que añadir las instalaciones, ya que en el mismo recinto se encuentra la piscina donde lleva a cabo sus entrenamientos, la universidad donde ha comenzado a cursar Magisterio y la residencia en la que se hospeda.

Una decisión madurada

No obstante, De Valdés asegura que lo que más peso tuvo a la hora de tomar la decisión fue el hecho de poder continuar con su preparador, Carlos Guzmán: «Llevo cuatro años con él y ha sido quien más me ha apoyado y quien me ha llevado hasta ahí arriba. Ahora cambiar de entrenador sería difícil, y por eso he decidido dar el paso. Además, en Fuengirola no tenían la posibilidad de ayudarme económicamente y aquí me lo pagan todo».

El Club Natación Liceo nació hace ocho años con la pretensión de convertirse en una de las entidades más fuertes del panorama nacional. Hasta el momento, se ha hecho un importante hueco a nivel autonómico y poco a poco va contando con nadadores que destacan a nivel estatal. De hecho, una de las cosas que más motiva a la fuengiroleña es el poder entrenar en compañía de otros nadadores que tienen su nivel, explica: «Aquí voy a prepararme con gente de mi nivel, mientras en Fuengirola las series las hacía sola. Entre las chicas que están en el club se encuentra Ane de la Fuente, que va conmigo a las concentraciones de la Federación Española. Además, también hay chicos que van a Campeonatos de España de larga distancia y son finalistas. De este modo, unos días tirarán ellos, otros lo haré yo, y no me entrenaré siempre sola, que es una de las cosas que el año pasado llevaba peor».

Sólo lleva tres días en tierras gallegas, y en este tiempo todo han sido buenas sensaciones. La separación de sus padres fue complicada, aunque cuenta con la ventaja de tener en Galicia a buena parte de su familia materna, la que sin duda será un gran apoyo en los momentos más duros. Ahora, como bien apunta, toca adaptarse a los cambios y preparar la Copa del Mundo que se disputará dentro de una semana en Hong Kong (China).

Fotos

Vídeos