'Maravilla' Hagler deleita en Málaga a los aficionados al boxeo

Marvin ‘Maravilla’ Hagler, anoche en el Club Saga Heredia./Ñito Salas
Marvin ‘Maravilla’ Hagler, anoche en el Club Saga Heredia. / Ñito Salas

El legendario púgil estadounidense se encuentra en la capital para dar un impulso al deporte en la ciudad

CARLOS J. MARTÍNEZ

Con motivo de la velada de boxeo que tendrá lugar esta noche en el Palacio de los Deportes de Málaga, en la que hay en juego títulos internacionales superligero y supermedio de la IFB, Marvin ‘Maravilla’ Hagler se encuentra en la ciudad como padrino del evento y para dar un impulso al boxeo en Málaga. El mítico púgil estadounidense acudió anoche al Club Saga Heredia, principal escuela de este deporte en la ciudad. La expectación era grande, todos querían una foto o una firma del que fuera campeón mundial del peso mediano.

El ambiente media hora antes de que llegara ‘Maravilla’ Hagler al Club de Boxeo Saga Heredia era de una jornada de entrenamiento. Púgiles poniéndose las vendas en las manos como ritual previo a colocarse los guantes, 'sparrings' encima del ring. "Uno, dos, esquiva", se podía escuchar a Boris Heredia, boxeador y entrenador en el club. Alrededor del ring, todos los sacos eran golpeados. Un rincón del gimnasio era un vaivén de combas en una noche de viernes de duro entrenamiento que tenía la recompensa de conocer a una leyenda del boxeo.

Un remolino de personas en la puerta del gimnasio fue la señal inequívoca de que Marvin Hagler había llegado. En un instante el ring se quedó vacío. Nadie saltaba la comba, nadie golpeaba los sacos. El centro de atención era ‘Maravilla’ Hagler, que fue recibido con una calurosa ovación. Los primeros flashes de la noche hicieron acto de presencia. Desde el Club de Boxeo Saga Heredia tenían preparado un vídeo homenaje a la carrera de Hagler. El estadounidense se subió al cuadrilátero para verlo y señaló: "Me encanta el olor del ring". Tras finalizar el vídeo, que reflejó las grandes noches de Marvin Hagler, la ovación volvió a inundar el gimnasio. Hagler confesó: "Tengo la piel de gallina".

El momento que todos los seguidores del boxeo deseaban llegó cuando comenzó el turno de fotos. Hagler pacientemente no rechazó ninguna instantánea, posando con el puño en alto o ‘recibiendo’ un gancho de alguno de sus seguidores. Momento especial fue cuando Ronny Landaeta, que se enfrentará esta noche a Mirzet Bajrektarevic por el cinturón mundial del peso supermedio, le pidió una foto al ex campeón mundial. Tras las fotos y firmas de guantes, Hagler ponía fin a un acto que estuvo cargado de emotividad y que muestra el crecimiento que vuelve a tener el boxeo en Málaga.

Temas

Boxeo

Fotos

Vídeos