Tres títulos mundiales de pádel con sabor local

El malagueño José Solano, durante el encuentro. /Ñito Salas
El malagueño José Solano, durante el encuentro. / Ñito Salas

Las selecciones masculina y femenina vencen sus finales ante Argentina en el Mundial de Menores

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

No era el máximo favorito cuando comenzó el torneo, pero finalmente el malagueño (Coín) José Solano ya puede decir que es el mejor jugador del mundo de pádel en categoría júnior. Solano y su compañero, Javier Garrido, han ganado hoy al mediodía la final del Mundial de Menores de Pádel en la competición ‘open’, que se ha estado celebrando en la provincia desde hace una semana. Solano y Garrido, que ya vencieron en cuartos de final a los argentinos y cabezas de serie número 1, Tapia-Chiostra, se han hecho con el cetro mundial en un partido de dimensiones épicas en el que tuvieron que remontar dos ‘match ball’ en contra. El aliento del público, que se contaba por miles de personas en el Club El Candado, ha sido sin duda uno de los elementos clave. Si por algo se ha destacado este campeonato ha sido por el gran ambiente en las gradas, tanto en la sede de la fase final como en Inacua Centro de Raqueta y el Club de Tenis y Pádel La Capellanía (Alhaurín de la Torre).

Los rivales del malagueño, y también españoles García-Muñoz, lo dieron todo en la pista, y en algunos momentos parecía incluso que la victoria iba a caer de su lado. Solano-Garrido empezaron perdiendo el primer set por 6-7, aunque rápidamente reaccionaron para ganar el segundo por 6-3. Sin embargo, en el tercer set el partido entró en una dinámica de tensión, nerviosismo y puntos largos, e incluso algunos de ellos se tuvieron que repetir por cuestiones dudosas que hizo tener que trabajar a los árbitros.

La tercera manga llegó a su fase final con un nuevo ‘tie-break’. El malagueño y su compañero tuvieron que remontar nada menos que dos bolas de partido en contra para finalmente ganar por 7-6 ante la fiesta de la afición local. En una entrevista concedida a SUR antes de comenzar el Mundial, el propio Solano reconocía que era un orgullo representar a España, pero que lo era aún más por celebrarse en Málaga. Ahora ya puede decir que ha ganado el título en casa, un hecho que pocos jugadores han podido disfrutar, máxime porque también levantó el trofeo en el torneo por equipos.

La otra malagueña que se jugaba hoy el Mundial en el torneo ‘open’ era la marbellí Alba Pérez. Pese a haber ganado todos sus partidos anteriores con relativa facilidad, Pérez y su compañera, Araceli Martínez, cayeron derrotadas frente a las también españolas, Merino-Carnicer. La jugadora local júnior perdió el primer set por 3-6, y pese a remontar en la segunda manga y ganar por 6-4, la marbellí cayó en el tercer set por 4-6.

España triunfa

En la competición por equipos, la selección española también se va de Málaga con los dos títulos conseguidos, tanto en el torneo por equipos como en el de selecciones.

El combinado femenino ha vuelto a barrer –en este caso en la final– a sus rivales. Las pupilas de Jon García Ariño han sido muy superiores al resto de países; no han perdido ningún set y hoy en la final, contra Argentina, la dinámica ha sido la misma. A primera hora de la tarde vencían a la albiceleste por un contundente 3-0 alzándose con el título de campeonas del mundo. Las infantiles Sofía Saiz y Marina Martínez ganaron 6-2/6-0 a María Ferreyra y Marina Ramírez; Beatriz Caldera y la malagueña Beatriz González (cadete) vencieron 6-1/6-1 a María Berbis y Nerea Prieto; mientras que la marbellí Alba Pérez y Araceli Martínez (júnior) hicieron lo propio con Allen-Aquino, también por 6-3 y 6-1.

En la final masculina, España se enfrentaba de nuevo a Argentina, aunque en este caso la eliminatoria estaba mucho más igualada. Aún así, los jugadores nacionales han sacado lo mejor que tenían para derrotar a la albiceleste por 3-0.

Juan Carlos Gama y Alejandro Gama (infantil) han ganado por 6-3 y 6-4 a Valentín Brassesco y Alejandro Chozas; los cadetes Alejandro Arroyo y Eduardo Alonso vencieron a Santiago Rolla y Francisco Brito por 6-4/6-2; y por último Javier Garrido y el malagueño José Solano han vuelto a derrotar en el último partido del mundial, y como ya hicieran en el torneo ‘open’, a la mejor pareja argentina, Agustín Tapia y Federico Chiostra, 6-3/4-6/6-4. Éste, sin duda alguna, ha sido el mundial de España, pero sobre todo, ha sido el campeonato de José Solano.

Fotos

Vídeos