Málaga quiere la Copa de la Reina de Balonmano

El Rincón Fertilidad, en un gran momento, dispuesto a dar la sorpresa en el torneo que empezará el viernes

La plantilla del Rincón Fertilidad/Salvador Salas
La plantilla del Rincón Fertilidad / Salvador Salas
Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

Confiesan a media voz que algo se ha hablado en el vestuario sobre un hipotético título en la Copa de la Reina: teñirse el pelo, grabar un vídeo bailando 'reggaeton' o apuestas similares. Saben que no va a ser nada fácil, que no tienen el papel de favoritas ni mucho menos y que además han tenido bastante mala suerte en el sorteo de emparejamientos. Pero nada de eso les resta ni un ápice de ilusión. «No sabemos qué hacer ya para que pasen estos días, estamos deseando que llegue el viernes», comentan las jugadoras.

La plantilla, el cuerpo técnico y la directiva son conscientes de que están ante una de las semanas más importantes de la historia del Rincón Fertilidad Málaga. Sólo tres partidos separan al conjunto malagueño de un título nacional, la Copa de la Reina, que además se celebra por primera vez en Málaga. Los mejores ocho equipos del balonmano femenino nacional, con sus aficiones, compitiendo en el mítico pabellón de Ciudad Jardín por el ansiado trofeo, que además conlleva el billete directo a Europa para la próxima temporada. Todo son alicientes y las jugadoras quieren disfrutar del momento y, sobre todo, que la Copa se quede aquí. Ayer, durante la sesión de fotos que organizó este periódico en la playa de La Misericordia, todo eran risas, bromas y buen ambiente entre las jugadoras, que están deseando empezar a jugar.

El equipo malagueño afronta la Copa en uno de los mejores momentos de la temporada, algo fundamental en un torneo tan corto y en el que no siempre gana el mejor, sino el que está más acertado en esos tres días de partidos sin descanso. En el primer choque –viernes, 20.30 horas– se medirán al Atlético Guardés, vigente campeón de Liga y segundo clasificado, aunque con el mismo balance que el primero, el Bera Bera (18 victorias y tres derrotas).

«Noto el equipo estos días con una pasión y unas ganas increíbles. Se nota que viene algo grande. Sabemos que es difícil, pero en el deporte todo es posible», asegura Emma Boada, jugadora catalana que llegó al equipo el pasado verano. «Ya hemos demostrado esta temporada que jugando bien podemos plantarle cara a todo el mundo. Yo veo posible ganar la Copa de la Reina, ¿por qué no?», asegura optimista la central. Lo cierto es que la Copa de la Reina, con ocho equipos compitiendo en tres días sin margen de error, es una competición propensa a que haya sorpresas. El equipo malagueño, sexto en la tabla, no es favorito, pero llega con la moral por las nubes tras dos buenas victorias, ante Elche y Zuazo: «Venimos haciendo un buen trabajo, con dos victorias consecutivas importantes. Sobre todo la última ante Zuazo, en el que hicimos una primera parte con una excelente defensa, que tiene que ser un ensayo de la Copa», comenta la malagueña Sole López, capitana del equipo. Sole reconoce que al equipo le ha tocado en cuartos de final el rival que menos le gustaba, el Guardés, donde juega su excompañera y amiga Jénnifer Gutiérrez, máxima goleadora del Rincón Fertilidad la temporada pasada. «Jenni mejor que se guarde los tres motores con los que juega para otro día, que tenga compasión de nosotras», bromea. «La verdad es que hablamos mucho durante toda la temporada porque somos muy amigas y ninguna de las dos queríamos medirnos como rivales en la Copa», afirma. «Estamos en un buen nivel de confianza y deportivo; es el mejor momento para que llegue la Copa de la Reina», apunta su compañera Macarena Gandulfo, internacional argentina y uno de los grandes fichajes del pasado verano.

El último fichaje del equipo debutó la pasada semana con siete goles

El entrenador del grupo, Diego Carrasco, ratifica el punto alto de rendimiento en el que llega el equipo:«Los resultados nos están acompañando y la primera parte que jugamos ante el Zuazo le ha dado al equipo mucha confianza. Jugamos de libro para ganar al descanso por 23-13», explica. «Creo que en una competición tan intensa como la Copa los favoritos no existen. El equipo que minimice sus errores y que más se crea que puede ganarle a cualquiera llegará lejos. Aunque nos midamos al actual campeón de Liga, nuestro objetivo es pasar a semifinales y dar ese paso adelante, contra un rival como el Guardés y jugando en Málaga... Sería fantástico y ya podría pasar cualquier cosa», dice el técnico malagueño.

En el Rincón Fertilidad, el factor sorpresa lo puede poner la serbia Bojana Milic, fichaje de última hora para la Copa y que deslumbró la pasada semana en su debut con el equipo. «Marcó siete goles en su primer partido... Nos aporta una primera línea más y mucho lanzamiento exterior. Con ella tenemos mucha más frescura en ataque», argumenta Carrasco. El único contratiempo de última hora en el equipo lo protagonizó la portera malagueña Ana Marín. Se hizo una fisura en un dedo de la mano izquierda cuando trabajaba con pesas en el gimnasio. Se le ha puesto una férula y se espera que pueda jugar: «No me lo pierdo por nada», dice ella convencida. Refleja perfectamente el sentir del equipo. Nadie se quiere quedar fuera de la fiesta, por si el domingo hay algo que celebrar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos