El juez rechaza enviar a prisión a Arantxa Sánchez Vicario

EFE

barcelona. La titular del juzgado de instrucción número 4 de Barcelona ha descartado enviar a prisión a Arantxa Sánchez Vicario y a Josep Santacana -de quien está en proceso de separación-, como pedía el Banco de Luxemburgo en el marco de la querella en la que les exige el pago de una deuda de 7,5 millones de euros.

La juez ha desestimado la petición del Banco de Luxemburgo, acusación particular en la causa, al entender que no hay riesgo de que ninguno de ellos eluda la acción de la justicia, pese a que residen en el extranjero, y que el proceso judicial está todavía en curso. El Banco de Luxemburgo pidió el ingreso en prisión de Arantxa Sánchez Vicario y Santacana, cuando está mediada la instrucción de la querella que presentó contra la pareja por los delitos de alzamiento de bienes y fraude.

El Banco de Luxemburgo reclamaba el ingreso en prisión de los querellados, con el argumento de que disponen de suficientes fondos para devolver la deuda pendiente de 7,5 millones y que se han instalado a vivir en el extranjero -concretamente Miami- con el propósito de evadir la acción de la justicia.

La petición del Banco de Luxemburgo se enmarca en la querella que presentó en 2016 contra ambos, que el pasado mes de noviembre declararon en calidad de investigados ante el juzgado de instrucción número 4 de Barcelona. El Banco de Luxemburgo se querelló contra ellos después de intentar sin éxito, desde el año 2010, cobrar las cantidades con que avaló a la tenista para pagar una multa de 5,2 millones euros por fraude a Hacienda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos