Deportes de invierno

Un virus impide a Javier Fernández ser homenajeado en el COE

El presidente del COE, Alejandro Blanco, y Blanca Fernández Ochoa. / EFE

«A mí, con que una persona vea lo que es el snow y quiera dedicarse a esto, ya ha salido rentable», proclama Regino Hernández entre reclamaciones de más ayudas económicas y un CAR de deportes de hielo

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZMadrid

Un virus contraído en Corea del Sur que le ha provocado una gastroenteritis impidió este martes a Javier Fernández acudir a la sede del Comité Olímpico Español (COE) para ser homenajeado junto a Regino Hernández por la conquista de sus medallas de bronce en los Juegos de Pyeongchang, 26 años después de la de Blanca Fernández Ochoa, presente en un acto en el que se echó muy en falta al patinador madrileño. «Por la mañana ya se encontraba mal, no ha mejorado y al final no ha sido posible que estuviese aquí. Ha sido una lástima, para él y para nosotros», reconoció el presidente de la Federación Española de Deportes de Hielo (FEDH), Frank González, horas después de que Javier Fernández y Regino Hernández fuesen recibidos por Mariano Rajoy en el Palacio de La Moncloa.

«Javier ha tenido un percance en el último momento. Se ha puesto enfermo. Esta mañana, en La Moncloa, ya estaba malo, y no ha podido venir aquí», anunció por sorpresa el presidente del COE, Alejandro Blanco, durante la apertura de un acto en el que, ante la ausencia del bicampeón del mundo y seis veces campeón de Europa de patinaje, el snowboarder Regino Hernández se convirtió en el principal protagonista, además de las reclamaciones de mayores ayudas y medios para potenciar los deportes de hielo y nieve. «No hay país en el mundo que tenga mejores resultados con menos inversión. No creo que sea una cuestión de subir el 5 o el 10%, pero tiene que haber una ley para que las empresas privadas se acerquen al deporte, para conceder una beca y facilitar unos medios y una jubilación a los deportistas», proclamó Alejandro Blanco, que exigió a las autoridades políticas «ponerse manos a la obra con la nueva Ley del Deporte y con la financiación».

«A mí, con que una persona vea lo que es el snow y quiera dedicarse a esto profesionalmente, ya ha salido rentable. La cabeza es el 80% del resultado y del rendimiento», aseguró Regino Hernández, el rider malagueño nacido en Ceuta que se tomó los Juegos Olímpicos de Pyeongchang «como una competición más, como si fuese una prueba de la Copa del Mundo, para no pasar tantos nervios». «Cada vez que veo la final (de snowboard cross) todavía veo algunos fallos que me mosquean», dijo entre risas. «Estoy convencido de que, mañana, con más medios y más infraestructuras, podemos seguir soñando con los deportes de nieve y hielo, pero lo importante es la pasión» puntualizó el presidente del COE, orgulloso de los «benditos locos» del snowboard (Regino Hernández, Lucas Eguibar y Laro Herrero), «que le ponen tanta ilusión y tanta pasión». «Tu genialidad es tu osadía», le dijo Blanco al malagueño, a quien le benefició en Pyeongchang «ir un poco de tapado», como recordó, aparte del propio Regino, el presidente de la Federación Española de Deportes de Invierno (FEDI), May Peus.

El CAR, «la principal prioridad»

Mientras que May Peus admitió que «tras estas dos medallas los recursos del Consejo Superior de Deportes (CSD) deben y tienen que ayudar para que se traduzca en más subvención», su homólogo en la FEDH insistió en que «la principal prioridad para los próximos Juegos (Pekín 2022)» es disponer de un Centro de Alto Rendimiento (CAR), reclamado por Javier Fernández. «Necesitamos el CAR de deportes de hielo para ser más serios en nuestro acercamiento a las medallas», comentó Frank González, que no pudo negar que «aunque el bronce no es lo que quería» el patinador madrileño, «le sabe a oro». «Esta mañana no estaba muy fino el pobre», apuntó por su parte May Peus en alusión al estado de salud de Javier Fernández durante la recepción en La Moncloa, donde el presidente del Gobierno garantizó «seguir ayudando a los deportes de nieve y hielo, dentro de las posibilidades, sobre todo a través del Plan ADO».

Por el momento se desconoce dónde se construiría el futuro CAR, porque aunque Javier Fernández afirma que se podría instalar en Madrid, históricamente se le ha prometido a Jaca, mientras que Frank González también recordó este martes que «esta federación (de hielo) está en Barcelona». «El proyecto de pista de hielo se ha presentado al CSD y vamos a ver dónde se puede hacer. Unos 40 deportistas se tienen que ir fuera (como le ocurrió al propio Javier) porque aquí no encuentran el hielo necesario. La única ciudad en la que realmente hay hielo es Madrid, y aun así no encontramos el hielo. También se ha presentado una proyecto de financiación para que los deportistas no tengan que abandonar España. Un CAR en España vale menos de dos millones de euros y una pista de hielo, que es cinco veces más barata que una piscina, es un buen negocio», defendió Frank González. «En Jaca usamos su pista de hielo, pero hay muy pocas pistas más que puedan ayudarnos», reconoció el máximo dirigente de la FEDH.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos