Ismael Rojas ya brilla en la élite mundial de motonáutica

El nerjeño Ismael Rojas, el sueco Samuel Johansson y el lituano Mindaugas Jaciauskas, en el podio. /SUR
El nerjeño Ismael Rojas, el sueco Samuel Johansson y el lituano Mindaugas Jaciauskas, en el podio. / SUR

El piloto nerjeño logra el subcampeonato del mundo en Cerdeña

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

A la tercera vez ha ido la vencida. Tras quedar cuarto clasificado en 2016 y tener una avería en 2017, el piloto nerjeño de motonáutica Ismael Rojas ha conseguido subir al podio en el Campeonato del Mundo disputado el pasado fin de semana en la ciudad italiana de Olbia, en la isla de Cerdeña. Con este éxito, el joven deportista, de 35 años, consigue entrar en la élite mundial de este minoritario deporte, que lleva practicando a nivel federado desde 2007.

Rojas terminó segundo en la cita mundialista en la modalidad de 'runabout' GP2, es decir, con motos a las que se les pueden realizar algunas modificaciones en el motor, al sumar 56 puntos al término de las tres mangas de la prueba. En primera posición quedó el piloto sueco Samuel Johansson, con 70 puntos, mientras que el tercer escalón del podio fue para el lituano Mindaugas Jaciauskas, con 52 puntos.

En la competición tomaron parte más de 250 pilotos, en las distintas modalidades y categorías, de los que media docena eran españoles. Sin embargo, el nerjeño fue el único que consiguió subir al podio. «Ha sido muy emocionante, es mi mayor éxito deportivo y estoy súper orgulloso, después de once años compitiendo al máximo nivel, y que a la tercera haya podido conseguir por fin subir al podio en el Mundial», afirmó Rojas, mecánico de profesión.

El deportista ha sido cuatro veces campeón de España y tres veces subcampeón desde 2012

Criado entre coches y motos, el joven deportista es hijo de mecánico y siempre tuvo claro que quería competir en motonáutica. En su palmarés cuenta con cuatro campeonatos de España, en las modalidades de 'runabout' GP2 (2012, 2013 y 2017) y 'runabout' GP1 (2017). Además, fue subcampeón nacional en esta misma modalidad tres temporadas consecutivas, de 2014 a 2016. En sus vitrinas cuenta también con un subcampeonato de Europa en 2011.

«La prueba de Cerdeña ha sido la más dura de mi vida, en mi modalidad éramos 24 pilotos, y hubo una clasificatoria en la que se quedaron fuera cuatro. Conseguí el mejor tiempo, y salí desde la 'pole', por delante del sueco que luego quedó primero. Aún así estoy muy satisfecho por el resultado», argumentó Rojas, quien explicó que el premio económico por este subcampeonato mundial ronda los 800 euros. «No es mucho, pero lamentablemente éste es un deporte minoritario, en el que hay que buscarse patrocinadores para poder seguir compitiendo a estos niveles», reflexionó. Esta temporada está pilotando una moto de la marca Seadoo de 300 caballos de potencia.

«De momento voy a seguir compitiendo esta temporada, me encuentro muy bien física y mentalmente, estoy muy animado, tengo el apoyo de toda mi familia y amigos», confesó Ismael Rojas, quien este año está disputando, por segunda campaña consecutiva, el Campeonato de España en las modalidades de 'runabout' GP2 y en spark, con una moto más pequeña, que usa normalmente para los entrenamientos. De momento, tras la disputa de las dos primeras pruebas, en Benalmádena y Marbella, marcha primero en la clasificación estatal, a la espera de la tercera y definitiva cita, que tendrá lugar el próximo mes de octubre en la Manga del Mar Menor, en Murcia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos