«Me gustaría que mis hijos se dedicaran al atletismo; el pequeño tiene cualidades»

El atleta marroquí del Cueva de Nerja-UMA, ayer en su domicilio de Maracena con varios trofeos/SUR
El atleta marroquí del Cueva de Nerja-UMA, ayer en su domicilio de Maracena con varios trofeos / SUR

Abdelhadi El Mouaziz, atleta: «Correr en Málaga siempre es un gran aliciente por el apoyo que recibo», sostiene el integrante del Cueva de Nerja-UMA, que disputará el Maratón el próximo 10 de diciembre

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

El atleta marroquí del Cueva de Nerja-UMA Abdelhadi El Mouaziz se ha convertido en el auténtico rey de las carreras de fondo en Málaga. El pasado domingo consiguió su séptimo triunfo consecutivo en la Urbana de la ciudad, una prueba que reunió a cerca de 20.000 corredores. El deportista afincado en Maracena (Granada) viajará en noviembre a su pueblo natal, Ifrán, donde preparará su próximo reto: mejorar el tercer puesto de 2015 en el Maratón de Málaga.

–¿Cómo vivió la Carrera Urbana?

–Fue muy emocionante, correr en Málaga es siempre un gran aliciente por el apoyo que recibo del público y la familia. Aunque vivo en Granada, tengo muchos amigos en Málaga, y cuando voy corriendo todo el mundo me va animando. Me gritan, ‘Vamos El Mouaziz’, y es muy bonito. La Carrera Urbana de Málaga es además muy espectacular, porque corren casi 20.000 personas. Es una de las pruebas más multitudinarias de las que corro, y mira que me tiro todo el año viajando, disputo carreras en Francia, Holanda, Reino Unido, EE UU...

Siempre sale muy fuerte, ¿cuál es su estrategia en las carreras?

–Siempre salgo a ganar, a darlo todo, con la mente puesta en llegar el primero, en conseguir la victoria. Hago una salida muy explosiva, intentando que en los primeros dos o tres kilómetros no me alcance nadie, marcando diferencias y consiguiendo una cierta ventaja. Luego, si lo he conseguido, lo que ya hago es mantenerme con un ritmo alto. El domingo Cristóbal Ortigosa intentó seguirme, pero a los pocos kilómetros conseguí soltarlo. Me encontré muy fuerte, con buenas sensaciones. El tiempo en la meta fue de 30 minutos y 56 segundos, cuatro segundos menos que el año pasado, pero eso es lo de menos, lo importante es que conseguí ganar por séptima vez esta carrera tan importante para mi club.

–¿Cuáles son sus próximas citas?

–El 5 de noviembre voy a disputar la Media Maratón de Motril, como preparación para el Maratón de Málaga, el próximo 10 de diciembre, que es mi gran objetivo de aquí a final de año. En noviembre estaré unas semanas en Ifrán, en mi pueblo, junto a mi hermano Abdelkader, entrenando en altura, porque allí se puede correr en llano a 1.700 metros de altitud. Espero que el Maratón me salga bien y pueda mejorar el tercer puesto de 2015, porque el año pasado no se disputó por la lluvia. Ojalá pueda estar ahí arriba, disputando el triunfo con los keniatas, aunque aún no se sabe quién vendrá de esos países africanos.

Los datos

Nombre:
Abdelhadi El Mouaziz.
Nacimiento:
Ifrán (Marruecos), 1977.
Palmarés:
El domingo consiguió su séptima victoria consecutiva en la Carrera Urbana de Málaga, lo que lo sitúa a un sólo triunfo de igualar al sampedreño Javier Díaz Carretero. Además, ha ganado dos ediciones del Maratón de Málaga (2011 y 2012)
Mejores marcas personales:
En 10 kilómetros ha llegado a correr por debajo de 30 minutos. En media maratón tiene 1 hora, 1 minuto y 50 segundos (conseguido en Francia en 2001), y en maratón tiene 2 horas y 12 minutos, conseguidos en San Sebastián en 2007.

–¿Cómo empezó en el atletismo?

–Somos cuatro hermanos varones, y tres somos o hemos sido atletas profesionales. Uno está viviendo en Bélgica. Mi hermano mayor, Abdelkader, es mi gran referente y el gran ejemplo a seguir para mí. Fue olímpico en Atlanta 1996 y en Sidney 2000 y ha ganado pruebas míticas como la Maratón de Nueva York, dos veces la de Londres y una la de Madrid. Él sigue viviendo en Marruecos, compagina su trabajo de entrenador con la dirección de un albergue. Es muy importante, casi como un padre para mí. Es muy fuerte mentalmente y, sobre todo al principio, me ayudaba a entrenarme. Cuando todavía vivía en Marruecos, compaginaba los entrenos con los estudios de Bachillerato y, a la vez, con un taller de coches en el que trabajé. Luego decidí dejar los libros para dedicarme sólo al atletismo. En 2001 llegué a España. Mi primera gran victoria fue ese mismo año, en la Media Maratón de Alicante.

–¿Consigue vivir del atletismo?

–Sí, eso intento. Hago carreras por toda España, preparo el calendario en función de las pruebas más importantes, y siempre salgo a conseguir la victoria. Hay carreras que tienen muy buenos premios económicos y con eso voy tirando. Hay años que he conseguido hasta 50.000 euros en premios, pero últimamente está la situación cada vez más complicada, por eso elijo las pruebas muy bien, tratando de que sean buenos premios.

–¿Le gustaría que sus hijos se dedicaran a esto?

–Sí, me haría mucha ilusión, aunque soy consciente de lo dura que es ésta vida. Siempre entrenando sólo, cuidándose mucho, la comida, el descanso. Tengo dos pequeños, de 9 y 5 años, el menor tiene grandes cualidades. Si algún día quieren dedicarse al atletismo que lo hagan, pero tampoco voy a obligarles, tienen que hacer su vida.

–¿Qué importancia tiene el Cueva de Nerja-UMA en su carrera?

–Mucha, es el club en el que estoy desde hace ya ocho años, siempre me han tratado con mucho cariño en Málaga. Enrique López Cuenca es magnífico, un gran profesional y están muy pendientes de mis pruebas.

Fotos

Vídeos