Patinaje

Otra gesta de Javier Fernández

Javier Fernández, en un momento del programa libre. /Grigory Dukor (Reuters)
Javier Fernández, en un momento del programa libre. / Grigory Dukor (Reuters)

El español se convierte en el primer patinador que conquista seis títulos de Europa consecutivos desde hace 84 años

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZMadrid

Javier Fernández firmó este viernes una nueva gesta al convertirse en el primer patinador de la historia que conquista seis títulos de Europa consecutivos desde hace 84 años. El bicampeón del mundo alcanzó en Moscú la media docena de coronas continentales que encadenó el austríaco Karl Schäfer en 1934 -aunque después se adjudicó dos más-, para quedarse el madrileño a sólo un título de otro mito como Evgeni Plushenko, siete veces campeón planetario. A menos de un mes del que es su gran reto, una medalla, si es posible de oro, en los Juegos de Invierno de Pyeongchang (Corea del Sur), donde a los 26 años afrontará la última cita olímpica de su fulgurante carrera, Javier Fernández agrandó su leyenda en la capital rusa. En Moscú se presentó como el máximo favorito y confirmó los pronósticos, tanto en el programa corto del miércoles, como en el libre de este viernes.

‘Superjavi’ ya forma parte del ilustre grupo de cinco patinadores, liderado por el sueco Ulrich Salchow (diez títulos en el viejo continente) que se han proclamado al menos en seis ocasiones campeones de Europa, aunque sólo él y Schäfer han enlazado media docena. El austríaco llegó a ganar ocho coronas seguidas, entre 1929 y 1936, pero Javier Fernández logró este viernes una marca que parecía imposible. Un hito más para el madrileño que entrena en Toronto, que después de arrasar en el programa corto, con un ejercicio casi perfecto y más de 12 puntos de ventaja sobre el ruso Dmitri Aliev, también realizó un programa largo notable, sin arriesgar, aunque llegó a tocar el hielo con la mano en una ocasión. Pese a ese mínimo error el oro ya lo tenía asegurado, para aventajar al final en nada menos que 21,5 puntos a Aliev.

Gracias a su programa corto (103,82 puntos) con el que dos días antes dio un gran salto hacia la sexta corona, y al libre, en el que fue recompensado con 191,73, Javier Fernández acabó en lo más alto del podio con 295,55, mientras que el local Aliev terminó con 274,06, para adjudicarse la plata, por delante de su compatriota Mikhail Kolyada (258,90), mientras que el letón Dennis Vasiljevs se cayó del cajón en la jornada definitiva. Sin rival en el viejo continente, al contrario que en los campeonatos del mundo y en los Juegos Olímpicos, en los que tendrá a los japoneses Yuruzu Hanyu y Shoma Uno, al estadounidense Nathan Chen y al canadiense Patrick Chan como principales adversarios, Javier Fernández volvió a ejercer un dominio insultante en los Europeos y a mostrar un patinaje muy sólido.

Incluso aunque Aliev realizó un gran programa largo, el ruso sólo mereció 182,73 puntos, nueve menos que ‘Superjavi’, lo que da fe de una nueva exhibición del ya ‘hexacampeón’ de Europa, tanto en técnica como en presentación. Como Don Quijote y, bajo los acordes de la obra ‘El Hombre de La Mancha’, el madrileño, al contrario de lo que le ocurrió el pasado año en el Mundial, para quedarse entonces sin medalla, no se vio sometido a presión en el Megasport Arena de Moscú. La diferencia que había alcanzado el miércoles le permitió saltar a la pista con autoridad y ganarse el reconocimiento de los jueces y de la afición rusa, rendida ante el español y resignada a la plata de Aliev, que salió después que Javier y fue quien cerró la jornada. Tras lo ocurrido el miércoles y la actuación del madrileño en el largo, para el ruso era una utopía acercarse al que es el indiscutible número uno de Europa desde 2013.

«Lo que quería era hacer una buena competición y ganar el sexto título seguido», reconoció Javier Fernández, que una vez conseguida una nueva meta, «para escribir una página del patinaje europeo y, especialmente para España», desea «mejorar poco a poco y hacerlo lo mejor posible en Pyeongchang». «Moscú es uno de los mejores sitios para competir, con un público increíble y muy entendido», dijo Javier Fernández, entrevistado por la organización tras certificarse su flamante hazaña, lo que le animó incluso a dar las gracias en ruso. En el caso del español de origen colombiano Felipe Montoya, acabó en la vigésima posición entre los 24 finalistas, con 181,72 puntos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos