Balonmano femenino

Europa como trampolín

Nazaret, en una jugada de la última eliminatoria de la Challenge Cup./Fernando González
Nazaret, en una jugada de la última eliminatoria de la Challenge Cup. / Fernando González

El Rincón Fertilidad sale reforzado de la Challenge Cup cara al reto de la Copa

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

«Si seguíamos jugando a este nivel y seguíamos avanzando de la misma manera, creemos que en liga vamos a subir muchísimo y en la Copa de la Reina, aquí en Málaga, creo que va a ser muy bonito y vamos a estar arriba». Así se expresaba Sole López, capitana del equipo tras el partido en el que quedó eliminado el Rincón Fertilidad de la Challenge Cup.

El debut europeo del cuadro malagueño esta temporada ha dejado, pese a las penurias –marcha de jugadoras, problemas económicos para viajar en Europa, dificultades para encontrar un pabellón a causa de las últimas lluvias– muchas más alegrías de las esperadas. Para empezar, el Rincón Fertilidad asumía el reto europeo como un premio, una competición de la que disfrutar por primera vez, pero sin mayores ambiciones deportivas. Se veía difícil pasar la primera ronda, pero tras vencer al Metalurg de Macedonia primero y al Zalgiris lituano después, el equipo que entrena Diego Carrasco se quedó a un paso de meterse en las semifinales del torneo. Un rendimiento fuera de lo esperado ante rivales en teoría superiores y con mayor experiencia, especialmente el Zalgiris y el MKS Perla Lublin.

«Si seguimos jugando así, vamos a subir muchísimo en la Liga y vamos a estar arriba en la Copa» Sole López, Capitana

El final de la competición europea tiene que servirle al equipo malagueño como trampolín para el resto de la temporada en la División de Honor y también para el otro gran reto de la campaña: la disputa de la Copa de la Reina en Málaga a finales de abril. En la liga, el Rincón Fertilidad es séptimo en la clasificación y esta semana se desplaza a Valladolid para medirse al Aula, cuarto clasificado; sin mucho tiempo de recuperación, el martes recibe en Málaga al Base Villaverde, colista de la clasificación que todavía no ha sido capaz de puntuar.

«Creo que la Challenge Cup nos va a venir muy bien para el resto de la temporada» Diego Carrasco, Entrenador

Más madurez

El objetivo en la competición española es tratar de escalar puestos en la clasificación. «Intentaremos estar entre los cinco primeros si puede ser. Esta temporada la clasificación para competición europea está más complicada, ya que sólo está reservada para los tres primeros, pero la idea es acabar lo más arriba posible», explica Diego Carrasco, entrenador del equipo malagueño. El veterano técnico reconoce que el rendimiento en la Challenge Cup de su equipo ha sido una sorpresa para todos y que el equipo ha crecido en estas eliminatorias. «Creo que la Challenge nos va a venir muy bien para el resto de la temporada. Las jugadoras han ganado una madurez deportiva que nos será muy útil en otros momentos del año. Han sido capaces de competir cara a cara con el Perla Lublin polaco, un equipo más potente que los de la División de Honor y eso es muy importante». Aunque Carrasco quiere que sus jugadoras se centren ahora en la Liga, no puede evitar tener en mente la cita de la Copa de la Reina en Málaga, del 20 al 22 de abril en el pabellón de Ciudad Jardín, un torneo en el que hay puestas muchas expectativas. El día 18 se celebrará el sorteo que determinará los cruces entre los ocho participantes:Rocasa Gran Canaria, Súper Amara Bera Bera, Godoy Maceira Porriño, Aula Alimentos Valladolid, Mavi Nuevas Tecnologías , Canyamelar Valencia y Mecalia Atlético Guardés. «La preparación física tiene que ir enfocada a la Copa, porque nos podemos jugar mucho en tres partidos consecutivos. Ya hemos visto que en el segundo partido de los cuartos de la Challenge Cup nos hemos venido abajo físicamente y no quiero que eso nos pase en la Copa», dice. El aspecto físico es determinante en un torneo tan intenso como la Copa de la Reina, en el que hay que se juega viernes, sábado y domingo para lograr el título; el Rincón Fertilidad no tiene una plantilla tan amplia como otros rivales que le permita dosificar a sus jugadoras con las rotaciones, por lo que el equipo tiene que llegar bien físicamente a la cita de abril. Los puestos de primera línea con la marcha de Katarina Arsenijevic al Cannes francés y la lesión de Nuria Andreu son los que están más justos de efectivos para esta segunda parte de la temporada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos