Los Dólmenes no se pone techo

Arriba, Darío Mata, Francisco Maireles, Luis Castro, Adrián Santamaría, Alberto Castro, Cristóbal Ortega, Juan Manuel Cabrera, Guillermo de la Sierra, Fernando Torres, Lorenzo Ruiz Y José Luis Jiménez. Abajo, Fernando Moreno, Ignacio Soto, Juan Pablo Ruía, Jesús López, Álvaro Escobar, Xavier Tua, José Manuel López y Francisco Morales./SUR
Arriba, Darío Mata, Francisco Maireles, Luis Castro, Adrián Santamaría, Alberto Castro, Cristóbal Ortega, Juan Manuel Cabrera, Guillermo de la Sierra, Fernando Torres, Lorenzo Ruiz Y José Luis Jiménez. Abajo, Fernando Moreno, Ignacio Soto, Juan Pablo Ruía, Jesús López, Álvaro Escobar, Xavier Tua, José Manuel López y Francisco Morales. / SUR
Balonmano

El objetivo inicial de la temporada era la permanencia, pero el buen hacer del equipo invita a soñar

CARLOS J. MARTÍNEZ

Trabajo, humildad e ilusión. Son algunos de los mantras que tiene grabado a fuego el vestuario del Conservas Alsur Los Dólmenes, el equipo antequerano que sueña con volver a la élite del balonmano masculino español. Aunque desde el club, que ascendió la temporada pasada a la División de Honor Plata, quieren mantener los pies en el suelo y no pensar en la Liga Asobal, el espectacular inicio de temporada invita a hacerlo. El equipo despide el año en casa esta tarde, a las 18.30 horas, frente al Palma del Río.

Tras subir a la División de Honor Plata, Lorenzo Ruiz y los jugadores no descartan la proeza: «Si nos respetan las lesiones, podemos pensar en ascender»

El equipo dirigido por Lorenzo Ruiz y que cuenta con Darío Mata como técnico asistente, lidera la clasificación y se encuentra a cuatro puntos del objetivo primordial de la temporada: la salvación. El sistema de ascenso a la Liga Asobal es el siguiente: el primer clasificado de la División de Honor Plata subirá de manera directa, mientras que del segundo al quinto clasificado disputarán una fase de ‘play-off’ que determinará al segundo equipo que jugará en la máxima categoría del balonmano español. Con doce partidos disputados, faltan dos para que finalice la primera vuelta del campeonato. Los Dólmenes suma 17 puntos, dos más que sus inmediatos perseguidores, el Secin Group BM Alcobendas y el Viveros Herol BMNava.

Volver a la élite

La ciudad de Antequera ya sabe lo que es tener un equipo en La Liga Asobal, puesto que lo vivió desde 2006 a 2012, seis años en los que el Club Balonmano Antequera se codeó con los grandes del balonmano español y a los que los problemas económicos pusieron fin a la estancia en la élite y al club como tal, puesto que desapareció.

El actual equipo surgió a raíz de la desaparición del anterior y tuvo que empezar su andadura en la tercera categoría; la Primera División Nacional. Tras encadenar dos ascenso consecutivos y con una plantilla muy unida y con varias temporadas manteniendo la base de la misma, el técnico, Lorenzo Ruiz,  da a SUR su visión de este inesperado inicio de temporada: «Cuando empezamos, no pensábamos que íbamos a estar así». Pese a ello, la mentalidad de Ruiz sigue siendo la misma que en pretemporada: «Tengo los pies en el suelo y el objetivo es mantenernos. Estamos a cuatro puntos de la salvación matemática, el objetivo es competir y meternos en la fase de ascenso».

El técnico, Lorenzo Ruiz, da indicaciones durante un partido.
El técnico, Lorenzo Ruiz, da indicaciones durante un partido. / SUR

Un mensaje que también comparte el capitán del equipo, Francisco Morales: «Teníamos el objetivo de la permanencia sin sufrir, estamos en una situación que no pensábamos». Sobre la posibilidad de jugar en la Liga Asobal el próximo curso, confesó: «Hay bromas con la Asobal, pero la segunda vuelta va a cambiar todo mucho. Ya nos conocemos todos los equipos. Vamos a intentar llenar el pabellón y tratar de rascar victorias fuera».

Claves

Desde el club todos coinciden en cuáles están siendo las claves del buen hacer. «El trabajo es la clave, el ser equipo, no creernos ni mejor ni peor que nadie. Mucho trabajo de campo. Detrás de todo esto hay un trabajo humano importantísimo y se ve, no hay otra clave. Al más alto nivel no se gana por hacer, el equipo está muy trabajado. Llevábamos muchos años juntos, los fichajes se han adaptado muy bien, tenemos un bloque que hace que estemos muy compenetrados. Cada uno suma y asume su rol», revela Ruiz.

Guillermo de la Sierra es junto a Alberto Castro, que ya formó parte del club, una de las caras nuevas en la plantilla del Conservas Alsur Los Dólmenes y da detalles de su rápida adaptación: «Después del parón del año pasado por temas laborales, estaba casi retirado. Físicamente me costó, pero ya estoy adaptado y creo que me he puesto al nivel del equipo». Sobre el ascenso señala: «Estamos haciendo una primera vuelta espectacular. La liga es larga y, si nos respetan las lesiones, podemos pensar en ascender».

Lorenzo Ruiz confiesa su deseo para el año que está a punto de entrar: «Espero que nos trate igual de bien que el que se va, que nos respeten las lesiones y, por qué no, lograr el soñado ascenso a la Liga Asobal». Los mimbres para ello ya están puestos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos