Diego Carrasco: «El Rincón Fertilidad no tiene techo; aún hay tiempo para mejorar mucho»

Carrasco, en las instalaciones de Rincón Fertilidad en el estadio de La Rosaleda/Fernando González
Carrasco, en las instalaciones de Rincón Fertilidad en el estadio de La Rosaleda / Fernando González

El técnico afronta con ilusión la eliminatoria europea, a la que el equipo llega con una dosis extra de motivación tras la última victoria liguera

FERNANDO MORGADO

Diego Carrasco lleva 21 años vinculado al Rincón Fertilidad Málaga, antes Costa del Sol, y ahora que vive un momento dulce al frente del equipo se acuerda de todos aquellos que han ayudado a hacer realidad lo que hace tan solo unos años era una utopía: jugar en Europa. Quiere vivir la eliminatoria ante el Metalurg macedonio no solo con su plantilla en la pista, sino también con las exjugadoras que en algún momento vistieron la camiseta del Costa en la grada.

A los rivales de la liga los tendrá más que estudiados, pero ¿ha podido analizar al WHC Metalurg?

–No hemos podido conseguir ningún vídeo, pero sabemos que es un equipo muy joven y descarado que está madurando deportivamente esta temporada y al que le va a venir muy bien la experiencia europea, al igual que a nosotros. Tienen jugadoras de mucho nivel, altas, con lanzamiento exterior y rápidas. Tenemos que ir preparados para una defensa cerrada o abierta, y eso es lo que estamos entrenando esta semana.

–¿Fue difícil llegar a un acuerdo para poder disputar la eliminatoria en Málaga?

–Hemos equilibrado los gastos de ambos clubes para que pudiesen venir a Málaga, ya que al Metalurg le interesaba. Para Málaga era la primera competición europea en balonmano y no sabemos si podremos seguir con el sueño, por lo tanto queríamos que nuestra gente, que ha luchado por lo que nosotros vamos a vivir, lo disfrutaran aquí cerca.

–¿Cómo se viven los entrenamientos previos a una cita histórica como la de este fin de semana?

–No ha hecho falta trabajar la motivación para el partido. Se nota al equipo muy ilusionado, se ven caras de alegría también por la victoria el pasado viernes ante Zuazo.

Noticias relacionadas

Una victoria que habrá dado al equipo una dosis de confianza.

–Se ha unido todo. Ganar de 11 a un equipo que a priori es favorito siempre como Zuazo no es fácil, y menos fuera de casa. Cuando terminó el partido se vio por televisión cómo las jugadoras se quedaban en la pista haciéndose fotos. Tenían que disfrutar de ese momento.

–¿Y para usted, qué supone jugar en Europa?

–Siempre me he sentido orgulloso de representar a Málaga a nivel nacional, así que imagina lo que es para mí llevar el nombre de mi tierra también por Europa. Personalmente estoy muy contento y quiero disfrutarlo al máximo. Los partidos generan mucha tensión, pero quiero vivirlo con las jugadoras y también con las veteranas, que seguro estarán ayudándonos y son partícipes de lo que hemos conseguido.

Buena racha

–¿Cuál cree que es la clave de la racha de tres victorias consecutivas que ha firmado el equipo?

–Sobre todo, que las jugadoras llevan muchas más horas de entrenamiento juntas. Se van conociendo, y van conociendo el sistema que planteo. Son chicas que vienen de diferentes clubes y el acoplamiento era difícil. Se nota en los entrenamientos que hay menos errores y eso genera más confianza. Es lo que pasó ante el Zuazo: el equipo se sintió tan cómodo que se reflejó en el marcador.

–¿Ha sido complicado conseguir que este grupo aplicara a los partidos sus planteamientos?

–Sí, pero sabíamos que teníamos dos jugadoras con diferentes características por cada puesto y eso es lo que nos iba a dar la calidad y el nivel competitivo. Ya hemos ganado la Copa de Andalucía, en liga estamos en los puestos de arriba, vamos a luchar en competición europea, nos queda la Copa de la Reina... Tenemos tiempo para que este equipo mejore. Está claro que no tiene techo.

Al principio le costó ganar en casa. ¿Por qué?

–Hicimos una buena pretemporada, pero ya en liga hay muchos factores que no controlas. Eso se notó. Algunas extranjeras no dominaban el idioma, no estaban compenetradas al cien por cien, era el primer partido en casa, con las cámaras de televisión... Todo eso influye. Con el paso de las jornadas se ha visto un Málaga diferente, con las ideas más claras y con más confianza.

–¿Están aportando las jugadoras extranjeras todo lo que se esperaba de ellas?

–Sabemos que necesitan un periodo de adaptación. El viernes pasado, Katarina Arsenijevic marcó diez goles y demostró que está al nivel adecuado. Macarena Gandulfo, argentina, es una de las máximas goleadoras; Gabriela Pessoa, brasileña, es constante y desequilibra, y Maja Veljkovic está cubriendo bien el puesto de Soledad López.

En poco más de tres años se ha vivido un ascenso, la primera participación en la Copa de la Reina y ahora en Europa. ¿Cuál es el siguiente objetivo?

–El techo de este equipo lo determinará el futuro. El club está creciendo deportivamente mucho y a partir de ahora nos hace falta un respaldo presupuestario de empresas privadas, porque las instituciones están haciendo todo lo posible para ayudarnos cada año.

–¿Qué ambiente espera en Cártama y en Carranque?

–Esperamos que haya el mayor número posible de aficionados. El equipo se va a sentir más arropado, más respaldado, y las jugadoras se crecen cuando hay una grada llena. En Cártama están haciendo todo lo posible para llenar el pabellón y que sea un partido de los que recordemos dentro de muchos años.

Fotos

Vídeos