El waterpolo, Un deporte por descubrir en Málaga

El Waterpolo Málaga comienza esta tarde su aventura en la Primera División

La plantilla del C. W. Málaga, con Pablo Ramírez, Juanlu Arostegui, Álvaro Caracuel, Alfonso Wucherpfennig, Fernando Naranjo, Curro Pastor, Antonio Moya (en la fila de arriba), Juan Rodríguez, Alejandro Platero, Jaime Godoy, Nadir Real, José Cotos yAlejandro Pinazo (en la fila de abajo)./ SUR
La plantilla del C. W. Málaga, con Pablo Ramírez, Juanlu Arostegui, Álvaro Caracuel, Alfonso Wucherpfennig, Fernando Naranjo, Curro Pastor, Antonio Moya (en la fila de arriba), Juan Rodríguez, Alejandro Platero, Jaime Godoy, Nadir Real, José Cotos yAlejandro Pinazo (en la fila de abajo). / SUR
CARLOS J. MARTÍNEZ

Partido a partido, una filosofía que se ha impuesto en el deporte en las últimas temporadas, es el mantra que repiten los componentes del Club Waterpolo Málaga. Precisamente esta filosofía los ha llevado a seguir escalando categorías y hoy se estrenan en la Primera División Nacional ante el C. N. Montjuic.

El partido será una bonita ocasión para sumergirse en este deporte. Además, no tiene ningún coste para los que quieran acudir a Inacua (18 horas). La trayectoria del Club Wateropolo Málaga es una historia de superación que empezó en las instalaciones de la Universidad de Málaga y que, tras pasar por la Ciudad Deportiva de Carranque, desembarcó en Inacua, instalaciones en las que el club está consiguiendo hacer historia.

La plantilla

Porteros.
Fernando Naranjo (24 años), Juan Antonio Rodríguez (20 años), Patricio Luppi (32 años).
Laterales derechos.
Álvaro Caracuel(20 años), Álvaro Cruz (19 años), José Cotos (20 años), Alejandro Platero (31 años).
Latearales izquierdos.
Antonio Moya (25 años), Jamie Godoy (19 años), Nadir Real (18 años), Nahuel Leona (23 años), Alvaro Díaz (20 años).
Boyas y cubreboyas.
Alfonso Wucherpfennig (33 años), Rafael González (24 años), Francisco Pastor (26 años), Juan Luis Arostegui (28 años).
Entrenadores.
Peter Kubicsko y Wilfredo Sánchez

La temporada 2017-2018 se antoja especial en el seno del club. Tras cuatro campañas en Segunda Nacional, el equipo logró el ascenso y con ello la oportunidad de seguir ampliando su techo. Aunque como se menciona en el inicio, la filosofía es la de ir partido a partido. Eso quiere transmitir el capitán del equipo, Alfonso Wucherpfennig, que tiene claro cuál es el objetivo: «Al ser nuestro primer año en la categoría, el objetivo es la permanencia. Vamos poco a poco, y si somos capaces de estar arriba, mejor que mejor». Por su parte, el preparador del club, Peter Kubicsko, es consciente de las dificultades con las que se encontrará el equipo: «Serán duelos muy complicados, con viajes largos, pero contamos con un equipo que permite no pasar apuros para conservar la categoría e incluso estar en posiciones más que cómodas».

Estreno en casa

El club debuta en casa ante el C. N. Montjuic, un clásico del waterpolo a nivel nacional, que es precisamente el otro equipo que logró el ascenso de categoría la temporada pasada. Por ello, desde el club se espera que sea un partido complicado, puesto que ya se conocen. Así lo apunta el capitán: «Al Montjuic ya lo conocemos. Al ser una categoría nueva, somos conscientes de que el nivel este año es mayor». No obstante, recalca el mensaje que quiere transmitir a sus compañeros: «Nosotros estamos centrados en los pequeños errores, que son los que marcan las diferencias. Todos los partidos van a ser difíciles, no esperamos ni derrotas abultadas ni triunfos sencillos».

«Todos los partidos van a ser difíciles; no esperamos triunfos sencillos ni derrotas abultadas», apunta el capitán, Wucherpfennig

La competición cuenta con cinco equipos catalanes, tres madrileños, tres andaluces y un ceutí, por lo que el Waterpolo Málaga tiene que hacer frente a largos desplazamientos ligueros. En cuanto al sistema de competición, el campeón ascenderá de manera automática a División de Honor, la máxima categoría, mientras que el segundo promocionará. Todo un reto para un club totalmente amateur y cuyos jugadores del primer plantel se costean los gastos que acarrea su pasión por el waterpolo.

Un equipo

El grupo que compone el Club Waterpolo Málaga se puede definir como un equipo. Ha atravesado por momentos complicados y cuenta con un vestuario al que las caras nuevas se adaptan rápidamente, como señala Alfonso Wucherpfennig: «Se han adaptado en el plano personal sin problemas. Algunos sistemas de juegos no lo conocen al cien por cien, pero cada semana parece que se adaptan mas rápido. En este mes y medio han hecho un gran trabajo».

«Contamos con un equipo que permite no pasar apuros para lograr la permanencia», adelanta el entrenador, Peter Kubicsko

Incorporar a las caras nuevas supone una importante cuestión, puesto que en muchas ocasiones conlleva demasiado tiempo. Pero para Wucherpfennig los jugadores que han llegado están ayudando al equipo: «Hay incorporaciones que nos han venido muy bien para que haya competencia entre nosotros. Otros años éramos los justos para jugar. Ahora tenemos rivalidad y nos esforzamos más». Hoy arranca el sueño del Waterpolo Málaga y no quieren despertar, sino seguir avanzando hasta la División de Honor.

Fotos

Vídeos