El decálogo del maratoniano

Martín Fiz, en un entrenamiento. /Sur
Martín Fiz, en un entrenamiento. / Sur

Martín Fiz analiza las claves para el Maratón de Málaga

MARINA RIVAS

Después del diluvio que hundió la cita del pasado año, el Maratón vuelve a Málaga pisando más fuerte que nunca. Con un nuevo patrocinador (la aseguradora Zurich) y con un embajador de récord, ya conocido por el público costasoleño. Martín Fiz vuelve a ser una de las caras conocidas de la carrera y, esta vez, con un aliciente especial, ya que, el excampeón mundial de maratón y dos veces olímpico, se ha consagrado hace menos de un mes como el primer atleta de la historia en ganar cinco de las seis ‘Majors’ (las maratones más prestigiosas de mundo), en cualquiera de las categorías. En su caso, en la de mayores de 50 años. El 10 de diciembre, Málaga se convertirá en el escenario idóneo antes de coronar su última cumbre, en Londres 2018. El vitoriano ofrece algunas claves para encarar esos exigentes 42 kilómetros por las calles de Málaga.

El salto a nivel europeo de la carrera malagueña

Es difícil que el maratón de Málaga pase a convertirse en una de los ‘Majors’, pero no que pueda ir subiendo escalones a nivel internacional. «Tiene un buen patrocinador, Málaga es la ciudad del sol, es una buena fecha, con el puente de por medio para atraer más turismo… Si todo va bien, puede dar un gran salto a nivel europeo», se sincera Fiz, que lleva más de 300.000 kilómetros en sus piernas recorriendo calles de todo el mundo. «Esta es una gran ciudad. La temperatura es la idónea y el circuito es totalmente plano y con subidas y bajadas prolongadas que no hacen mucho daño. Es una carrera idónea para hacer grandes marcas», añadió. Además, el reconocido atleta sabe de la importancia turística de la zona y explicó: «La gente que viene de fuera a correr viene también a disfrutar de la ciudad y sus características. Es uno de los grandes fuertes de esta carrera».

Antes

  • 1

Respeta los descansos. «La gente no tiende a descansar, sino a sobreentrenarse, sobre todo los últimos días y luego llegan muy cansados. Hay que equilibrar la balanza con entrenamientos durante 3-4 meses para la última semana intentar descansar. Para una persona con unos hábitos de vida saludables y acostumbrado a realizar actividad física, con 4 meses de preparación está bien».

  • 2

Entrenar con continuidad. «La carrera continua es lo más importante, el ir aumentando la cantidad de los kilómetros cada semana. Luego el cuerpo te pedirá ir subiendo la velocidad sin darte cuenta. La musculación también es un buen refuerzo e importante para fortalecer el cuerpo. Eso sí, con más repeticiones que kilos».

  • 3

Calienta antes de empezar la prueba. «Puede ayudar a librarte de una rotura de fibras. Recomiendo en torno a 15 minutos de trote suave y ejercicios de estiramiento de cuádriceps, gemelos, zona lumbar… las partes que más se vayan a utilizar».

  • 4

Escoge bien tus zapatillas. «Recomiendo unas con mayor amortiguación, aunque al principio puedan ser movimientos más lentos, a la larga, en los últimos kilómetros necesitas esa amortiguación. Que tengan ya un uso anterior, que estén domadas».

  • 5

Introduce más hidratos a tu dieta: «Los dos o tres días previos , realiza una mayor ingesta de hidratos de carbono, que al final es la gasolina, lo que vamos a quemar. Al principio te puede pesar, pero a los 20-40 minutos el cuerpo empieza a responder mejor, va más ligero».

Durante

  • 1

No hagas experimentos. «Todo lo que vayas a hacer el día de la prueba lo tienes que haber probado durante un entrenamiento: los geles, las zapatillas, la prueba del líquido… En los pequeños detalles está el éxito. No se puede llegar sin experiencia».

  • 2

Encuentra tu ritmo de carrera. «Debes conocer tu ritmo y adaptarte al más adecuado para ti, incluso unirte a un grupo que creas que te puede beneficiar, intentar no ir sólo. La ilusión por intentar ir un poco más rápido hace que puedas perder la cabeza y salgas a un ritmo demasiado elevado y al final lo acabas pagando».

  • 3

Controla tus miedos. «En este tipo de competiciones siempre hay un miedo escénico que te hace frenarte un poco. Por esto, la motivación puede ir en contra del atleta. Debe saber controlar sus emociones, siendo cauto y preparando previamente esta distancia».

  • 4

Bebe poco, pero con frecuencia. «Hay que ir bebiendo poco a poco desde un principio (en torno al kilómetro 5). Málaga está al nivel del mar y el porcentaje de humedad es bastante alto. Aunque la temperatura sea buena, la humedad nos hace sudar, perder líquido».

Después

  • 1

Descansa tu cuerpo y mentalízate para la siguiente: «Creo que lo peor es que puedes acabar con el hígado totalmente saturado, los músculos llenos de toxinas, muchas microrroturas que hace que tengas agujetas… Aunque la mente te pida seguir entrenando, lo mejor después de un maratón es un buen descanso. Los siguientes días, los que lo han hecho muy bien querrán seguir mejorando y los que lo han hecho mal querrán demostrar que pueden hacerlo mejor».

Fotos

Vídeos