David Segorbe, campeón de Europa y récord del mundo de powerlifting

Segorbe, en una de sus intervenciones en el Campeonato de Europa en Polonia./SUR
Segorbe, en una de sus intervenciones en el Campeonato de Europa en Polonia. / SUR

Tras su triunfo en el Mundial en noviembre, el fuengiroleño hizo historia al levantar 291,5 kilos en peso muerto en la cita en Polonia

MARINA RIVAS

Un deportista de la provincia vuelve a coronar un podio europeo. En esta ocasión, el fuengiroleño David Segorbe, que esta semana se ha proclamado campeón continental de powerlifting en la categoría de 90-100 kilos, en el campeonato celebrado en Biala Podlaska (Polonia). Se trata una modalidad deportiva que difiere de la halterofilia en que esta última se dedica íntegramente a medir la fuerza a través de la suma de tres movimientos (peso muerto, sentadilla y press de banca), mientras que la primera es más técnica y sólo abarca el movimiento del levantamiento de la barra.

Y no sólo vuelve a casa con el oro, sino que además lo hace con el récord del mundo en la disciplina de peso muerto, que ha logrado superar en medio kilo más (de 291 a 291,5). “Estoy muy contento por ese récord mundial. Sin duda, junto al de campeón de Europa, son dos de los títulos más importantes de mi carrera», asegura el atleta de Fuengirola, que trabaja como monitor de gimnasio. Se ha acostumbrado a ganar desde que comenzó a competir en esta modalidad, porque ya consiguió vencer en el Campeonato del Mundo (en 110 kilos) que se celebró en Inglaterra en noviembre, con el que se colocó en el número uno del ‘ranking’ internacional.

Sin embargo, no todo fueron alegrías, ya que durante la competición el malagueño vivió momentos de tensión que pudieron alejarlo del título. Así lo explica: «Fue la competición más dura de mi vida, por el nivel de los atletas y por un malentendido en los cuadrantes de los grupos que emitió la organización, que casi me hicieron quedarme fuera por una confusión en los horarios». Aunque, a pesar de todo, asegura que el oro lo ayudará a ganar motivación cara a los exigentes retos que tiene por delante. «Voy con la mirada puesta en 2018, mi mayor ambición es competir en Estados Unidos», explica. Precisamente es uno de los países en los que más extendida está la práctica de esta modalidad deportiva y donde el de Fuengirola podría revalidar su título de campeón mundial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos