«Este año daremos guerra»

Lorenzo Ruiz, con la copa de campeones fase de ascenso
Lorenzo Ruiz, con la copa de campeones fase de ascenso / SUR

El entrenador de Los Dólmenes se muestra ilusionado cara a la próxima temporada, en la segunda categoría del balonmano nacional

ÁLVARO GIJÓN

El Balonmano Los Dólmenes ha vivido en sus propias carnes la cara amarga del deporte en el pasado reciente, así como ahora atraviesa un momento ilusionante y dulce. El equipo, tras haber vencido en los ‘play-off’ de la pasada campaña al Porriño, el Santoña y el Trapalagán, tiene una plaza asegurada en la División de Honor Plata, la segunda categoría del balonmano nacional, para la próxima temporada. «Sentimos muchísima alegría, alivio y desahogo. No queríamos que nos pasase lo mismo que el año pasado, que ascendimos y por falta de apoyos económicos no pudimos inscribirnos», afirma Lorenzo Ruiz, su técnico. Esa fue la cara amarga.

El curso pasado el conjunto antequerano logró clasificarse para esta categoría. El elevado coste que supone y la falta de espónsores hizo que el sueño se quedase en eso, en un sueño. La situación para la próxima campaña es diferente. El patrocinio de Fundación Unicaja, así como el del Ayuntamiento de Antequera, que aportará este año un 15% más que el anterior al club, ha permitido que Los Dólmenes haya podido inscribirse en la competición. «Hay otros patrocinadores que están por confirmar. Además, las aportaciones de padres, de empresas pequeñas y los abonados, nos permiten tener prácticamente un 75% del presupuesto cubierto», añade Ruiz.

No sólo los recientes respaldos económicos han permitido que el club se encuentre en el lugar en el que está a día de hoy. Hace un año, al saberse que no iba a poder disfrutar del ascenso merecido, se optó por levantarse y pelear de nuevo por el sueño conjunto de la plantilla y club: el ascenso a la División de Honor Plata. «Lo primero era asumir que podíamos hacerlo. Partir humildemente de donde estábamos, y trabajar día a día», aseguró Lorenzo. No fue un camino fácil. Cada uno de los integrantes de la plantilla supo asumir su rol dentro y aportar su parte cara al ascenso. «Al final era eso. Evaluar lo que había, ir corrigiendo lo que hicimos mal y creer en que podíamos lograrlo. Hemos crecido como equipo y como personas durante este año», añade.

Lorenzo Ruiz asegura que lucharán por la permanencia de principio a fin

Para esta temporada el club cuenta prácticamente con los mismos jugadores que disputaron la campaña anterior. El entrenador antequerano aseguró a su plantilla que, tras el logro, iban a ser ellos quienes luchasen en la segunda categoría. «El equipo, por supuesto, apuesta por mantener la misma plantilla que la temporada pasada. En parte es arriesgado, pero ellos han demostrado de lo que son capaces y se que van a darlo todo», comentó el técnico antequerano.

Llega Guillermo de la Sierra

A la disciplina de Lorenzo Ruiz se ha unido esta temporada el local Guillermo de la Sierra. El jugador ya estuvo junto al entrenador en su etapa de juveniles durante una temporada. «Ha vuelto después de quince años más o menos. Yo tengo muy buena relación con él y muy buenos recuerdos», comentó Lorenzo. Esta incorporación aporta al equipo experiencia, lanzamiento exterior y seguridad en defensa. El malagueño dará al equipo un salto de calidad y será un factor psicológico positivo para la plantilla, ya que a sus espaldas le siguen varias temporadas en la Liga Asobal (la máxima categoría en el balonmano nacional)».

La plantilla

Fichajes.
Al club se han unido el veterano lateral zurdo Guillermo de la Sierra, el joven portero Fernando Torres y el antequerano Juanpa Ruiz. Desde el club esperan cerrar alguna incorporación en estos días
Salidas.
Fran Alarcón deja el club. El portero se marcha al Gaes Málaga.
Renovaciones.
Se quedan en Los Dólmenes para la próxima campaña Francis Morales, Xavi Túa, Cristobal Ortega, Juanma Cabrera, Francisco Maireles, Luis Castro, Jesús López, Fernando Moreno, Álvaro Escobar y José Manuel López.

Además del importante refuerzo de Guillermo, se suma al proyecto de Los Dólmenes el joven portero de 24 años Fernando Torres. Su fichaje estuvo condicionado por la salida de Fran Alarcón del club, que puso rumbo a Maristas. El técnico encontró en Torres el jugador ideal para suplir la baja de Alarcón. «Es muy explosivo, intuitivo y tiene una capacidad de trabajo excepcional», comentó Lorenzo.

Los Dólmenes arrancará la pretemporada el 10 de agosto ante el Gaes Málaga, y jugará dos partidos de la Copa Andalucía más adelante. Asimismo, se está concretando dos partidos ante rivales de mayor entidad, a ser posible de la élite. Los entrenamientos darán comienzo cinco semanas antes de jugar el primer partido oficial, en Madrid contra el Ikasa, en una temporada en la que pelearán por mantenerse en esta categoría. Lorenzo concluyó: «El objetivo principal para la temporada es la permanencia. Vamos a ser un equipo que dé guerra. Eso lo tengo clarísimo».

Fotos

Vídeos