Damián Quintero, segundo en los Juegos Mundiales

Quintero, en una foto de archivo.

En la final se volvió a enfrentar a su eterno rival, su ‘bestia negra’, el japonés Ryo Kiyuna

SUR

Aunque su objetivo era subir al primer cajón del podio, el karateca malagueño Damián Quintero se tuvo que conformar ayer con la plata (en la modalidad de katas) en los Juegos Mundiales que se están celebrando en la ciudad polaca de Wroclaw. En la final se volvió a enfrentar, como ya lo hiciera en el Mundial de Linz (octubre de 2016), a su eterno rival, su ‘bestia negra’, el japonés Ryo Kiyuna, que volvió a vencer al malagueño por 5-0.

Ese mismo resultado se había dado en la fase previa, en la que Quintero había conseguido sendas victorias por 5-0 frente al alemán Ilja Smorguner y el italiano Mattia Busato, para caer en tercera ronda frente a Kiyuna. Ya en semifinales, el torremolinse lograba alzarse con el triunfo frente al defensor del título, el venezolano Antonio Díaz, por 4-1.

Para la final, Quintero se había reservado una de sus mejores katas, Suparimpei, pero la ansiada victoria frente al japonés «tendrá que esperar», como aseguró el malagueño, que sigue siendo número uno del ‘ranking’ mundial. Con el de ayer, Quintero logra su octavo metal de 2017, tras los conseguidos en las Premier League de Rotterdam (plata) y Dubai (oro), en la Serie A de Toledo (oro), en el US Open (oro), en los Campeonatos de España y Universitario, y en el Campeonato de Europa, con su octavo oro.

Fotos

Vídeos