Colapso del Rincón Fertilidad, que cae derrotado ante el Bera Bera

El equipo malagueño sólo fue capaz de anotar un gol en los últimos veinte minutos del partido, lo que le condenó

SUR

El Rincón fertilidad Málaga cayó en la tercera jornada de la Liga Guerreras Iberdrola, ante Super Amara Bera Bera, en un partido donde las malagueñas descubrieron que es necesario hacer sesenta minutos de buen juego para poder superar a un rival tan potente. La falta de ideas en los últimos veinte minutos del choque les condenaron, anotando un único gol en ese período de tiempo.

18 Rincón Fertilidad

Marín (p), López (6), Pessoa (2), Gandulfo (3), Jabby (1), Calzado (2), García (2), siete inicial. Además jugaron Segota (ps), Fernández (ps), Arsenijevic (1), Boada (1), Veljkovic, Zdravkovic y Cosano

28 Bera Bera

Castellanos (p), Arderius (9), Sans, Guarieiro (6), Echeverría (3), Menéndez, Aramendia (1) siete inicial. Además jugaron Lladro (ps), Karsten (3), Ezkurdia (3), Azurmendi, Cardoso , Berasategi, Ederra

Parciales
3-3, 4-5, 6-8, 8-10, 9-11, 11-13 descanso. 13-14, 17-16, 17-18, 17-20, 18-22, 18-25, final
Cancha
Ciudad Jardín, unos 550 espectadores

La igualdad fue la tónica del primer tiempo, aunque siempre con Bera Bera por delante en el marcador. Pero en ningún momento lograba despegarse el conjunto vasco, pues la máxima diferencia de la que dispuso fue de tres goles. Las de Montse Puche basaban su ataque en el acierto de la primera línea, con Arderius y Cerqueiro entre sus mejores artilleras.

El Rincón Fertilidad Málaga encontraba dificultades para superar la defensa que le proponía el equipo vasco, pero mostraba alternativas en su juego que le permitían encontrar opciones de lanzar contra Merche Castellanos o de provocar tiros desde los siete metros, donde Sole López se mostraba muy efectiva en estos primeros treinta minutos, que finalizaban con un reñido 11 a 13.

El inicio del segundo tiempo no pudo ser mejor para el equipo malagueño. La defensa local subía sus prestaciones, lo que le permitía correr, con Boada dirigiendo y Sole anotando, para lograr la primera ventaja para las malagueñas a los cuarenta minutos de juego (17-16). El pabellón de Ciudad Jardín, con un público entregado, bramaba. Y cuando mejor pintaba todo, se apagaron las ideas. En ese momento, Puche movió su portería y metió a la joven Silvia Lladró, que con intervenciones de mucho mérito secó la producción ofensiva local.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos