Clavero se corona campeón de España superwelter en el Holiday World de Benalmádena

José Manuel López Clavero
José Manuel López Clavero / Álvaro Cabrera

El exsoldado granadino ganó a los puntos tras diez asaltos durísimos contra un batallador Vallejo

JULIO RODRÍGUEZ Benalmádena

José Manuel López Clavero levantó el título nacional del peso medio superwelter en una extraordinaria velada de boxeo profesional que albergó el Beach Club del hotel Holiday World de Benalmádena. Más de 1.300 personas fueron testigos de una noche intensa, de alto nivel competitivo, conjugado con actuaciones y entretenimiento a la altura de las grandes citas. Clavero sufrió mucho más de lo que esperaba. Rompió los pronósticos iniciales el joven Jorge ‘Tiburón’ Vallejo que llevo la iniciativa en los primeros cinco asaltos con una puesta en escena demoledora, agresiva, sin complejos ante un grande como Clavero. Sin embargo, el repertorio de combinaciones, la técnica para salir del acoso de su rival y castigar en cada golpe fue la clave para que el granadino de adopción se llevara el cinturón por decisión unánime de los jueces.

En el ambiente se esperaba que a Vallejo le pasara factura su ímpetu por buscar al favorito desde el inicio, pero no dio un paso atrás en los diez asaltos. Clavero hizo bueno su apodo de ‘El hombre tranquilo’ para esperar su momento y enardecer al respetable con directos, ganchos y un sinfín de propuestas de ataque a las que no podía responder un gran Vallejo.

La velada dio para mucho. No pudo empezar de manera más espectacular y expeditiva la noche de seis combates profesionales. Dos minutos le bastó al boxeador marbellí José ‘Puño’ Torrisco para llevar al lona a su oponente georgiano Mikheil Gogebashvili. El ‘KO’ técnico se vio venir desde que se oyó la campana por primera vez. ‘Puño’ movió al súper-ligero hasta la esquina para hacerle hincar la rodilla. Segunda victoria profesional para el malagueño que vino acompañado de una nutrida afición marbellera.

El segundo combate del peso ligero fue un monólogo de Ion Costín. Muy serio desde el inicio, no paró de moverse en el círculo de Reynaldo Cajina como si fuera un domador de leones. Castigó una y otra vez al nicaragüense que acabó con el labio sangrando en el primer round. Tras los cuatro asaltos reglamentarios de tres minutos, por decisión unánime de los jueces, Costín venció a los puntos, aunque estuvo buscando el KO como un poseso.

El momento revancha. Álvaro Terrero y Carlos Caicedo se volvieron a ver las caras en el mismo escenario un año después de que el chiclanero ganara al ecuatoriano en una pelea sosa. El guion fue bien distinto. Los golpes de estos pesos cruceros, hasta 91 kg, sonaban secos, levantaban el murmuro de los espectadores. Caicedo salió como si el combate solo tuviera un asalto. Casi le sale bien. Su primer minuto fue explosivo, llevo la iniciativa en los dos primeros asaltos, pero poco a poco tomó las riendas el español con derechas más selectivas que acabaron por sentar en las cuerdas al ecuatoriano. Volvió a noquearle por segundo año consecutivo en un combate muy atractivo y disputado.

Sin duda el combate más igualado fue el cuarto entre el hispano-armenio afincado en Mijas ‘Señor Micha’ que ganó por a los puntos a Dato Nanava. Brillante nivel de ambos hasta el octavo asalto. Hubo silencio en el público porque no estaba claro quien mereció la victoria. El georgiano era una lapa que no paraba de atizar y a Micha le costó coger el ritmo pero supo sacudirse el dominio. En el previo al combate estelar, César Núñez sufrió más de la cuenta para ganar al georgiano Sandro Jajanidze, ovacionado por el público.

Fotos

Vídeos