Una carrera de doble esfuerzo

Una carrera de doble esfuerzo
8M

Las mujeres han dado enormes alegrías al deporte español y malagueño, pero todavía hay síntomas de desigualdad en la visibilidad de los éxitos y las condiciones económicas

ENRIQUE MIRANDA y MARINA RIVASMálaga

Mireia Belmonte, Garbiñe Muguruza, Ruth Beitia, Carolina Marín... En los últimos años el deporte femenino español ha alcanzado cotas de éxito sobresalientes. Si los Juegos de Barcelona 92 supusieron un salto cualitativo, la hornada más reciente de profesionales ha vuelto a llevar a lo más alto español. En el caso de Málaga pasa algo parecido; algunas de las mayores alegrías en el deporte local tienen nombre de mujer: Theresa Zabell en vela; Mari Carmen Barea y Pilar Sánchez en hockey, María Peláez o Duane Rocha en natación, Carmen Herrera en judo, Azahara Muñoz en golf... Además hay relevo entre las nuevas generaciones, con deportistas muy jóvenes que están llamadas a tener una carrera larga y exitosa como Margarita Morata o María Torres en kárate, Paula Ruiz o Carmen Balbuena en natación o Ana González en balonmano, por citar sólo unos ejemplos de los muchos que hay.

Sin embargo, si llegar a ser un atleta de élite o vivir del deporte profesional ya es muy complicado, muchas mujeres se encuentran que la carrera les supone un doble esfuerzo que deja patente que aún hay desigualdades en el mundo del deporte. Las deportistas consultadas en este reportaje reconocen que se ha avanzado mucho en el deporte femenino y que la existencia de referentes, de deportistas que son iconos, ayuda mucho.

La brecha salarial

Pero aún hay barreras que hacen que el deporte masculino esté varios escalones por encima del femenino. El primero y más evidente es el de las condiciones económicas: mientras que un profesional del Málaga o del Unicaja puede ganarse muy bien la vida, una jugadora de fútbol o de baloncesto difícilmente podrá dedicarse al deporte de manera exclusiva, ya que los salarios son muy inferiores. En la lista Forbes de los 100 deportistas mejor pagados del mundo solamente hay una mujer, Serena Williams. Esta brecha salarial también afecta a los premios de torneos de prestigio como el tenis, el golf o el pádel. El argumento habitual es que los deportistas masculinos siempre generan mucho más dinero que las mujeres, aunque es cierto que habitualmente las disciplinas o pruebas femeninas no juegan en igualdad de condiciones en cuanto a tratamiento mediático, especialmente en televisión.

Es otro de los aspectos que más señalan las mujeres deportistas, la repercusión de sus logros o de las competiciones femeninas, algo que también ha mejorado en los últimos años pero que sigue estando a años luz. «Tenemos que esforzarnos más para llamar la atención», como resalta Carolina Navarro, la jugadora de pádel más laureada de la historia de este deporte.

Otro de los denominados techos de cristal está en la escasa presencia femenina en los puestos de responsabilidad, tanto en clubes privados como en fundaciones deportivas o en organismos de gestión. Hay presidentas de clubes de fútbol de Primera, como en el Leganés o el Eibar y en la Liga Endesa de baloncesto el Gipuzkoa Basket está dirigido por una mujer desde 2015, pero son casos aislados. En Málaga, Pepa Moreno preside el Rincón Fertilidad, el equipo de balonmano femenino que compite en la máxima categoría y toma el testigo de Carmen Morales, figura fundamental del balonmano malagueño.

Cuestiones aún por resolver en un mundo muy exigente, en el que la dedicación y el esfuerzo es el mismo, pero en el que, en ocasiones, la meta está más lejos para ellas.

«Desgraciadamente la mujer tiene que esforzarse más para captar la atención»

«Desgraciadamente la mujer tiene que esforzarse más para captar la atención» Carolina Navarro, Jugadora de pádel

Carolina Navarro es, hasta la fecha, la jugadora de pádel más laureada de España y un ejemplo a numerosas promesas. Sus inicios no fueron fáciles. «Hace 15 años, en un torneo, las finales se jugaban en la pista central y para la femenina nos pusieron en una pista que estaba escondida, mientras que en la principal hicieron un ‘torneíllo’ de famosos con los chicos», recuerda. «Ha sido una de las veces que peor me he sentido... Me sentí humillada». Una situación de desigualdad que asegura que ha mejorado en los últimos años. «Desgraciadamente, sigue ocurriendo que la mujer tiene que esforzarse más para captar la atención en el deporte; estamos a la sombra».

«Cuando empezamos a jugar nos llamaban ‘las locas del balón’»

«Cuando empezamos a jugar nos llamaban ‘las locas del balón’» Isa Guerrero, Exfutbolista

Es una de las grandes pioneras del fútbol femenino en la provincia y en Andalucía, desde su duro inicio con el Club Atlético Málaga (1991). «Cuando empezamos a jugar nos llamaban ‘las locas del balón’. Nos estábamos introduciendo en un deporte totalmente masculino. Jugábamos en el Anexo de La Rosaleda y había gente que se acercaba por el morbo de ver mujeres en pantalón corto. Y nos decían frases como ‘donde tienes que estar es en tu casa’ o ‘vete a fregar». Eso nunca las detuvo: «Nuestra respuesta era la indiferencia total. Hacíamos lo que nos gustaba.Sólo consiguieron hacernos más fuertes». Hoy, asegura que la clave para crecer está es llamar la atención de las grandes firmas.

Theresa Zabell.
Theresa Zabell.

«Hay que hacer camino, con naturalidad, para hacernos cada vez más hueco» Theresa Zabell, Exregatista

La fuengiroleña es la regatista española más laureada de la historia, con dos oros olímpicos y un sinfín de medallas en otras grandes citas. Leyenda viva del deporte nacional. Y, a pesar de sus méritos, nunca lo tuvo fácil. «Cuando gané mi primer campeonato de España, los chicos iban al Mundial apoyados por la Federación Española de Vela. No había presupuesto para nosotras. En mi caso, me tiré todo el año limpiando coches y cuidando niños, ahorrando dinero, también con ayudas de mi club, para poder ir al Mundial (el de 1981). Fui a Holanda en coche desde Fuengirola y dormimos en tiendas de campaña», recuerda ahora. Además, otra gesta marcó su vida como profesional: fue la primera mujer vicepresidenta del Comité Olímpico Español. «Estoy orgullosa de haber sido una de las personas que ha luchado para mejorar las cosas», asegura. Y añade: «No hay muchas que lleguen a grandes puestos, pero hay que hacer camino, con naturalidad, para hacernos cada vez más hueco».

«Las designaciones deben ser por méritos, no por sexo»

«Las designaciones deben ser por méritos, no por sexo» Alhambra Nievas, Árbitra de rugby

Entre sus logros, nada menos que el ser la primera mujer en recibir el título de mejor árbitro de rugby del mundo, así como ser pionera en pitar a selecciones masculinas. La granadina, que descubrió su pasión por este deporte en la Universidad de Málaga, argumenta: «Nosotras tenemos que dar el paso, pero la gente tiene que terminar de cambiar el chip». Nievas también ha pasado por algún momento incómodo. «He vivido situaciones que no me han gustado, pero puntuales. Para mí no ha sido un problema, simplemente hay personas con poca educación». «Hay que generar igualdad de oportunidades, que las designaciones se hagan por méritos, no por sexos», concluye.

«Si fuéramos un equipo masculino, tendríamos más ayudas»

«Si fuéramos un equipo masculino, tendríamos más ayudas» Pepa Moreno, Presidenta Rincón Fertilidad

Pepa Moreno cambió hace un año las canchas de balonmano por los despachos. Preside el Rincón Fertilidad de la División de Honor y en poco tiempo ha conocido de primera mano la enorme dificultad de sacar adelante a un club femenino. «Siempre nos cuesta más. Un equipo como el nuestro en la máxima categoría no tendría que tener tantos problemas para obtener recursos. Estoy segura que si fuéramos un equipo masculino tendríamos más ayudas. Nos dicen que nuestro producto no vende», afirma. Moreno también resalta que muchas jugadoras deciden dejar el deporte cuando terminan su etapa de cantera porque saben que no van a poder vivir de ello.

María Peláez.
María Peláez.

«Tuve más repercusión por salir en Interviú que por ganar 50 títulos de España» María Peláez, Nadadora

Criada entre las piscinas del Cerrado Calderón y el del Real Club Mediterráneo de Málaga, María Peláez se convirtió en la mejor representante de la natación local y una de las más destacadas a nivel internacional. A los 14 fue la miembro más joven del equipo español en Barcelona 92, en 1997 logró la hazaña de proclamarse campeona de Europa en 200 mariposa y a lo largo de su carrera compitió en cinco Juegos Olímpicos. Sin embargo, como ella misma reconoce, no todo el mundo supo valorar su impecable trayectoria como deportista. «Cuando salí en Interviú, lo importante eran las fotos en las que yo salía desnuda, aunque no se viera nada, y luego las palabras se interpretaron de otra forma, la entrevista buscaba la polémica», asegura la malagueña. La deportista protagonizó un reportaje para dicha revista en 2008. «No sé si habrá muchos casos en los que a los hombres les hagan entrevistas sólo si se desnudan. Tuve mucha más repercusión por salir en Interviú que por haber conseguido 50 títulos de campeona de España, que era el motivo de la entrevista», sentencia con firmeza. En lo que respecta a lo estrictamente deportivo, María Peláez observa una mejoría general. «Todavía queda mucho por andar, pero están creciendo las ayudas a las mujeres deportistas. Cuando yo estaba compitiendo, estas ayudas todavía no estaban tan desarrolladas», asegura la malagueña, que no tiene previsto participar en los actos de hoy.

«Queda mucho por recorrer, pero cada vez hay más igualdad»

«Queda mucho por recorrer, pero cada vez hay más igualdad» Lorena Aranda, Entrenadora del Unicaja

Lorena Aranda es la entrenadora del conjunto sénior femenino del Unicaja, equipo que se ha estrenado esta temporada. Era una reivindicación histórica en Málaga, que no contaba con un gran proyecto de baloncesto femenino. «Nosotros en el Unicaja estamos muy equiparados en cuanto a medios», dice la entrenadora, que considera importante jornadas como la de hoy. «Queda mucho por recorrer, pero creo que poco a poco las desigualdades están disminuyendo», dice. Sí habla de la brecha de los salarios como la principal diferencia en su opinión: «Se ve a más mujeres trabajando en equipos importantes, pero no sé si los sueldos son los mismos».

«No se entendía que yo practicara yudo y no gimnasia, por ejemplo»

«No se entendía que yo practicara yudo y no gimnasia, por ejemplo» Carmen Herrera, Yudoca

Carmen Herrera es todo un mito en el deporte paralímpico español. Tricampeona olímpica, esta yudoca reconoce que al principio de su carrera tuvo dificultades en su entorno social: «Costaba entender que una mujer practicara el yudo en lugar de deportes tradicionalmente más femeninos, como por ejemplo la gimnasia». Asegura que en su experiencia en la alta competición no ha sentido discriminación, pero echa en falta más presencia femenina en cargos de responsabilidad: «Influye mucho quién maneja el deporte desde los despachos». Herrera asegura que estará muy pendiente de los actos de hoy, pero no participará de manera activa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos