La campeona mundial de ajedrez renuncia a defender su título en Arabia Saudí por principios

La ucraniana Anna Muzychuk./SUR
La ucraniana Anna Muzychuk. / SUR

La ucraniana Anna Muzychuk se niega a seguir los estrictos códigos de vestimenta y salir a la calle acompañada

SUR

Que un campeón mundial renuncie a pelear por su título ya es noticia. Que lo haga también cuando hay una importante cantidad económica en juego también. Sin embargo, los principios de la ajedrecista Anna Muzychuk han pesado más que el reconocimiento o la posibilidad de nuevos títulos. Esta jugadora ucraniana de 27 años, doble campeona mundial de ajedrez en las modalidades de partidas rápidas y relámpago, renuncia a su corona por no plegarse a las condiciones de la Copa del Mundo, que se celebra esta semana en Arabia Saudí. No quiere adaptar sus normas de vestimenta, salir acompañada a la calle o cumplir otro tipo de reglas sólo por ser mujer.

Ella misma lo explicó en su cuenta de Facebook: «En unos pocos días voy a perder dos títulos de campeona mundial, uno tras otro. Solo porque he decidido no ir a Arabia Saudí», escribió en una publicación en su muro de Facebook Muzychuk. «Por no jugar con las reglas de otro, no llevar abaya –una túnica larga hasta los pies–, por no ser acompañado al salir y no sentirme una criatura de segunda», explicó la ajedrecista. «Hace exactamente un año gané estos dos títulos y era la persona más feliz del mundo, pero esta vez me siento realmente mal. Estoy lista para defender mis principios y saltarme el torneo, donde en cinco días esperaba ganar más que en una docena de torneos juntos. Todo eso es molesto, pero lo más inquietante es que no le importa realmente a casi nadie», aseguró.

Deniegan los visados a siete jugadores de Israel

Siete ajedrecistas israelíes no podrán participar en el Campeonato Mundial de Ajedrez Rápido y Relámpago Rey Salman en Riad, al no conceder Arabia Saudí los visados necesarios para viajar al país. La federación israelí de ajedrez mostró su indignación por la celebración de un torneo internacional «que no garantiza la participación de todos los atletas». La portavoz del ministerio de Exteriores saudí, Fatima Baeshen, declaró a través de Twitter: «El reino permite la participación de todos los ciudadanos (...) con excepción de países específicos con los que históricamente no ha tenido relaciones diplomáticas».

La ucraniana ha tomado la misma decisión que su hermana Mariya, también jugadora de ajedrez que renunció a jugar la Copa del Mundo en Irán. «Este es un sentimiento realmente amargo, pero no tanto como sería cambiar de opinión y de principios. Igual piensa mi hermana Mariya y estoy muy feliz de compartir sus puntos de vista. Para esos pocos que se preocupan, ¡volveremos!», apostilló.

La organización de la Copa Mundial en Arabia Saudí llegó a un acuerdo histórico para que las mujeres pudieran jugar este campeonato sin velo islámico, pero aún así hay que cumplir un estricto código de vestimenta.

En el Mundial femenino celebrado este año en Irán ya hubo numerosas bajas de ajedrecistas internacionales ante la obligación de cubrirse la cabeza con un velo. En ese torneo sí participó la ucraniana Muzychuk.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos