Dos bronces para el Mediterráneo en el Mundial de remo de mar

Miramón, De Miguel y Galván, de celeste en el centro de la imagen./SUR
Miramón, De Miguel y Galván, de celeste en el centro de la imagen. / SUR

Miramón, en CM1x, y Natalia de Miguel y María Victoria Galván, en CF2x, brillan en la competición celebrada en la localidad francesa de Thonon

SUR

Los remeros del Real Club Mediterráneo Adrián Miramón, en CM1x, y Natalia de Miguel y María Victoria Galván, en CF2x, se colgaron ayer sendas medallas de bronce en el Mundial de remo de mar, en la localidad francesa de Thonon. En esta competición han participado cinco barcos del Real Club Mediterráneo y cuatro de ellos lograron pasar a las finales, con dos bronces, un décimo puesto para Marisa Montiel y Berta Ruiz, en CF2x, y un undécimo para Adolfo Ferrer y Ramón Gómez, en CM2x.

Adrián Miramón, que partía como defensor del título en skiff tras haber ganado los dos anteriores Mundiales en Perú y Mónaco, logró una tercera plaza, en una regata muy intensa y trepidante. «Ha sido la competición más dura de los tres Mundiales que ha vivido Adrián, y ha acabado extenuado física y mentalmente», admitió ayer su entrenador, Manuel Rodríguez.

En un recorrido de 6.000 metros, marcado por nueve boyas, el malagueño hizo una gran salida, pero se despistó en la primera boya y quedó relegado hasta la cuarta plaza. Desde el primer momento destacó el remero italiano Simone Martini y, muy pegado a él, un segundo grupo de tres remeros, entre ellos el malagueño, luchando titánicamente por los primeros puestos.

Dos viradas magistrales

A partir de los 4.000, Miramón hizo dos viradas magistrales y le metió la proa al contrincante ruso, al que adelantó. Tras ese momento, fue una lucha pertinaz por la segunda plaza con el peruano Eduardo Ruiz, al que no logró sobrepasar, para finalmente concluir tercero, con un crono de 28:51.44, a 38 segundos del ganador.

En cuanto a la medalla de bronce ganada por el equipo femenino de Natalia de Miguel y María Victoria Galván, se quitaron la espinita del Mundial de Mónaco del año pasado, en el que participaron en 4 scull y cuando por un problema técnico de medidas del bote quedaron fuera del podio. «Han sido muy valientes y se han colocado terceras tras la salida, y han aguantado hasta el final logrando la medalla», analizó Rodríguez.

Fotos

Vídeos