Borja Vivas gana otro Nacional, pero no acudirá Mundial

Tobalina, Vivas y Pinedo, en el podio de la final de lanzamiento de peso de ayer. / RFEA

El lanzador de peso malagueño se impone a Tobalina con un gran tiro final de 20,30 metros, pero no logra la mínima para Londres

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

Sabor agridulce para Borja Vivas (Club Atletismo Málaga), que ganó con suspense ayer en Barcelona un nuevo Campeonato de España al aire libre, el octavo de su carrera, además de forma consecutiva (desde 2010 no falla), pero dilapidó su última esperanza de lograr una marca mínima para los Mundiales de Londres (del 4 al 13 de agosto). La exigente marca que pedía la IAAF es de 20,50 metros, y durante la temporada ha llegado a lanzar 20,43, a sólo siete centímetros del objetivo.

No fue el caso de ayer, y pese a un tiro final de 20.30 que le debió saber a gloria después de una serie no muy prometedora al comienzo. Así, su progresión fue de 19,25; 19,29; 19,32; 19,89; un nulo en el quinto y penúltimo lanzamiento, y unos 20,30 que le dieron el primer puesto final en el concurso, frente a un amenazante Carlos Tobalina (Fútbol Club Barcelona), que fue liderando la prueba hasta el quinto intento con unos provisionales 20,06, su mejor marca ayer.

Vivas, cuya plusmarca personal es de 21,07 metros, también al aire libre, precisamente en unos Nacionales (en Alcobendas en 2014), ve ahora cómo su ausencia en el Mundial londinense sería la primera en una gran cita internacional desde 2009. Por contra, Tobalina compitió ayer con la tranquilidad de que ya había alcanzado ya esa mínima.

Desireé Valderrama se quedó a las puertas del podio en 100 vallas, al terminar cuarta (14.14)

«La verdad es que estoy muy feliz. No sé qué hubiera sido mejor, si ganar sin la mínima o lograr esta pero no ser primero... Ha sido una competición muy igualada. Tuvimos el problema de la lluvia a última hora, que ha hecho que el círculo estuviera mojado y la bola agarrara menos... Le deseo mucha suerte a Carlos (Tobalina), que estará en Londres, y a ver si el año que viene puedo acompañarle», declaró tras la competición Vivas.

El malagueño reconoció que existe aún una opción remota de repesca para acudir al Mundial, pero que hay tres atletas por delante. Además, explicó que el plazo para las inscripciones acaba el martes y que ya no hay opción de encontrar un mitin para hacer un nuevo intento. «Al final de la temporada analizaré este resultado, pero también hay que tener en cuenta que la tendencia es que las mínimas sean más exigentes. La de 20,50 es la misma que en los Juegos de Río, y en el próximo Mundial en pista cubierta puede ser de 20,80», explicó a SUR.

Los otros malagueños

En cuanto al resto de la delegación malagueña en la cita, Desireé Valderrama (Cueva de Nerja) se quedó a un paso del podio en los 100 metros vallas. Con 14.07 ganó una de las tres semifinales, y fue cuarta en la final, con 14.14, cuando su mejor marca es de 13.89. La prueba se la adjudicó con 13.51 María Mukija. Por su parte, Gonzalo García, del Cueva de Nerja, compitió en la final de 1.500 y fue séptimo (3:49.51). Finalmente, el rinconero Jacob Jones (Cueva de Nerja), fue octavo en una de las semifinales de 200 (con 22.03) y no pasó a la final; en martillo, Blanca López (Cueva de Nerja) fue octava, con un mejor lanzamiento de 52,53 metros, y Vanessa Platero (Cueva de Nerja) concluyó decimotercera el heptatlón, del que ayer se celebraron las tres últimas pruebas, con 4.478 puntos.

Los campeonatos estuvieron marcados ayer, en la última jornada, por una fuerte tormenta, con lluvia torrencial y gran aparato eléctrico durante unos veinte minutos, que provocaron una suspensión en torno a una hora de las pruebas en el estadio Joan Serrahima, en la montaña de Montjuic. La intensidad de la tormenta y numerosos rayos caídos alrededor del estadio provocaron que una de las cuatro torres de iluminación se apagara.

Fotos

Vídeos