Belmonte, plata en 400 estilos en su tercera medalla en Budapest

Mireia Belmonte, sonriente con su medalla. :: alberto estévez. efe
Mireia Belmonte, sonriente con su medalla. :: alberto estévez. efe

Tras el oro en 200 mariposa yel segundo lugar en 1.500, logra un gran broche final en unos Mundiales que se cierran con seis podios españoles

EFE BUDAPEST (HUNGRÍA).

Mireia Belmonte consiguió ayer la medalla de plata en los 400 estilos, su tercer poccio en los Mundiales de Budapest y el sexto de la delegación española. Con 4:32.17, concluyó por detrás de la húngara Katinka Hosszú (4:29.33), y el bronce fue para la canadiense Sidney Pickrem (4:32.88).

La badalonesa, que ya fue oro en 200 mariposa y plata en 1.500, tuvo que remontar en el 100 libre para llevarse la plata. La carrera fue dominada de principio a fin por la húngara Hosszú, que obtuvo la mejor marca mundial el año, aunque quedó lejos del récord mundial que ella misma tiene desde el pasado verano en Río de Janeiro.

La magiar salió como un cohete y ya dominaba la prueba en el primer 50. En el parcial de mariposa, Hosszú era primera, Belmonte, segunda y la japonesa Yui Ohasshii, tercera. La española mantuvo el tipo en el parcial de espalda. Para entonces ya evidenció una mejora de casi tres segundos con respecto al tiempo que había marcado en la serie matinal. Hosszú seguía por delante y la nipona, segunda.

En el segundo largo de braza, la española perdió algo de comba. Se metió en la lucha por las medallas la canadiense Pickrem hasta el punto que por el 300, Belmonte era cuarta. Pero en el último cien, la española remontó, superó a la japonesa y a Pickrem para conseguir la plata.

Se trata de la medalla número 44 que logra Belmonte en una gran competición internacional. «Creo que ha sido un buen 400 para acabar el campeonato, y termino mucho mejor que como lo empecé el domingo pasado», manifestó tras la prueba. «Conseguí un oro que parecía inalcanzable (en los 200 mariposa), y fue especial nadar con Ledecky en los 1.500», recordó a modo de balance.

Nadadora completa

Sobre si se consideraba la nadadora más completa del mundo, contestó: «No sé si la más completa, pero una de ellas seguro. Además, el entrenamiento de diferentes modalidades es más duro, pero también más ameno. «Por el momento me salen bien las cosas», añadió la badalonesa, que no se plantea, por el momento, hacer cambios en el programa de pruebas en las que compite. «A lo mejor en el futuro me puedo especializar en mariposa o en 1.500, pero de momento, no», afirmó, y también dijo que le quedan «muchos años» de competición.

Por otro lado, La estadounidense Lilly King batió el récord mundial de 50 braza (29.40), en la décima plusmarca que se bate en estos Mundiales de Budapest. Rebajó en ocho centésimas el tope de la lituana Ruta Meilutyte desde el Mundial de Barcelona 2013, cuando nadó en 29.48.

Fotos

Vídeos