De Algeciras a Bucarest: el pádel no para de crecer

El pádel europeo, que se estancó durante varios años, ha vuelto a encontrar la senda del crecimiento con el paso del tiempo. Además de los casos de Portugal, Francia o Italia, en los que hay ya abundantes clubes (en Lisboa, incluso, se celebrará una prueba del World Padel Tour este mismo año), el pádel ya es fuerte en Suecia, Holanda, Bélgica o Alemania, que ya llevan varios años participando en los torneos internacionales.

Los últimos países en construir pistas para la práctica del pádel son Estonia, Lituania, Rumania, Austria. Fuera de Europa ya hay actividad en Singapur, Japón y especialmente en China, donde podría estar la gran explosión de este deporte para el futuro.

Fotos

Vídeos