Diario Sur

Los obstáculos del atletismo malagueño

Imagen de las pistas de Carranque, con las obras ya terminadas.
Imagen de las pistas de Carranque, con las obras ya terminadas. / Fernando González
  • El retraso en las obras de Carranque ha provocado una temporada infructuosa para federados y escuelas de base

El aspecto del tartán es magnífico y las pistas tienen ese aspecto impoluto de las cosas que están por estrenar. Nadie corre o salta por ellas, porque las instalaciones de atletismo de Carranque permanecen cerradas al público. Así llevan ya casi cuatro meses, desde que a finales del pasado mes de enero se iniciaran unas necesarias obras para reformar las pistas.

Un periodo en el que, más allá de los habituales retrasos en cualquier obra pública, se han puesto de manifiesto las carencias y los obstáculos que se encuentran los clubes de atletismo malagueño. Durante estos casi cuatro meses el millar de atletas que hacían uso de las instalaciones de Carranque han tenido que buscarse alternativas para seguir entrenándose. No sólo los deportistas federados o de cierto nivel, sino también las seis escuelas de base que trabajan en este recinto: el Cueva de Nerja-UMA, el Rincón Fertilidad Atletismo Vélez, el TED Dana Cervantes, el Club Atletismo Carranque, el Club Atletismo Málaga y el Club de Atletismo Independiente Malagueño.

Además de Carranque, la capital malagueña cuenta con otras dos instalaciones de atletismo: el Estadio Ciudad de Málaga y las pistas de la Universidad de Málaga en Teatinos. Son los dos recintos que han asumido la mayor parte de los atletas que no han podido entrenarse en Carranque, pero ni tienen la misma disponibilidad de horarios ni el material que habitualmente se utiliza en Carranque. Otros han optado por ir a Torremolinos o a Cártama. «Nos hemos tenido que buscar la vida todos. Yo por supuesto no me he saltado ni un entrenamiento, porque me dedico a esto y me desplazo a Torremolinos, pero todos los atletas no tienen las mismas facilidades que yo». Habla Borja Vivas, lanzador de peso del Atletismo Málaga, que se prepara para el Mundial de Londres de agosto. Vivas ha sido el atleta que más ha alzado la voz por los retrasos de las obras de Carranque. «Muchos atletas han perdido la temporada; tengo compañeros que han ido a un campeonato de martillo sin poder hacer un sólo lanzamiento en cuatro meses», explica.

Vivas denuncia que los trabajos se han dilatado en exceso y que además ya se podría trabajar en la pista: «Que estén pendientes de la homologación oficial no implica que los atletas no podamos entrenarnos allí», argumenta el malagueño.

Mala época

Los clubes que habitualmente trabajaban en Carranque admiten los serios problemas que han tenido durante este periodo. Para colmo, las obras se han acometido en plena temporada, por lo que muchos deportistas han perdido prácticamente el año. Los atletas federados se han visto obligados a adaptarse a trabajar en otros sitios. El estadio Ciudad de Málaga, una infraestructura de primer nivel ubicada junto al Carpena, tiene un grave inconveniente: el Málaga utiliza sus instalaciones para los entrenamientos, por lo que los atletas federados que quieran trabajar allí tienen que adaptarse a sus horarios. Además, no se puede utilizar la zona de césped. En la Universidad de Málaga también hay que estar pendientes de los horarios de los equipos universitarios que usan las instalaciones, como el de rugby. En Carranque, el horario reservado por la Federación Andaluza de Atletismo para los clubes era de 3 de la tarde a 9 de la noche.

Los más perjudicados han sido los grupos de niños, como explica Dana Cervantes, ahora al frente del TED, un proyecto de Tecnificación y Entrenamiento Deportivo. En torno a 70 atletas de este club se han visto afectados: «Ha sido complicado, sobre todo con los grupos de iniciación. Tener una escuela de atletismo sin pista, no es fácil», explica la pertiguista. Como otros clubes, han seguido trabajando con los niños en la zona exterior de la pista de Carranque «con mucha imaginación», pero los atletas de salto de longitud o los pertiguistas han tenido que acudir al Ciudad de Málaga, aunque sólo una vez por semana. «Carranque es el punto neurálgico del atletismo malagueño, bastante estamos haciendo durante las obras», argumenta. Por situación similar están pasando el resto de clubes, como el Atletismo Vélez, que cuenta con medio centenar de niños en Carranque que se han trasladado a la UMA.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate