Diario Sur

El Waterpolo Málaga quiere hacer historia

Club Waterpolo Málaga
Club Waterpolo Málaga / SUR
  • Afronta mañana su último encuentro de Liga, y depende de sí mismo para ascender a Primera

  • Puede conseguir también la mejor clasificación histórica de un equipo de la provincia en esta especialidad

Muy complicadas se tienen que poner las cosas mañana para que el Club Waterpolo Málaga no ascienda a Primera División, la segunda categoría a nivel nacional. Le vale la victoria, el empate, e incluso, la derrota en caso de que la diferencia de goles no ascienda a tres tantos o más. Una alegría histórica la que podrían llevarse los pupilos de Peter Kubicsko, que son segundos en la tabla con 49 puntos, tres por encima de sus más directos rivales. De hacerse realidad, esta sería la primera vez que el cuadro costasoleño llegase tan alto en la competición española y no sólo ellos, sino que sería el primer club de nuestra provincia en conseguirlo.

La Liga reservaba lo mejor para el final, y es que en este último encuentro se enfrentan dos aspirantes a conseguir esa plaza de ascenso. El Premiá, que es tercero en la tabla a tres puntos del Málaga será el rival a batir por los de Kubicsko en un partido que se celebrará mañana a las 18.00 horas a domicilio. El conjunto malagueño ya ganó en la primera vuelta (7-4), aunque esta vez la tensión no será la misma. «Es bueno estar nervioso, pero lo que hay que saber manejar es la presión. Tenemos que ir a jugar un partido más y hacer lo que sabemos hacer», asegura el técnico húngaro. A lo que añade: «Estamos un poco hartos... Llevamos tres años quedándonos a las puertas».

El equipo del Waterpolo Málaga, concentrado en la piscina

El equipo del Waterpolo Málaga, concentrado en la piscina

Esta es la cuarta temporada desde que el equipo ascendiera a Segunda División –la tercera categoría nacional– y, desde entonces, no han dejado de luchar por escalar posiciones. «Siempre hemos entrenado para ir a más. Entrenamos cada día de 20.00 a 23.30 horas, y en vacaciones no sólo no descansamos, sino que a veces hasta doblamos sesión», explica Alfonso Wucherpfenning, que juega un doble papel en el equipo, por un lado como nadador y por otro como presidente del club.

Tanto dentro como fuera de la piscina, Wucherpfenning conoce de cerca la realidad del club y sabe que el poder ascender a Primera no sólo sería un gran hito a nivel deportivo. «Nos traería más subvenciones por parte de la Junta y la Diputación que nos vendría muy bien para el tema de los desplazamientos, entre otras cosas. Ahora mismo todos pagamos para poder competir. Tenemos una cuota mensual de 55 euros con la que pagamos todo lo de la piscina, el coste de las competiciones y licencias, los salarios de los trabajadores...», dice.

Todo parece ponerse a favor del Málaga, aunque ni ellos mismos puedan evitar pensar en la temporada de hace dos años. «A falta de dos jornadas íbamos primeros, con un punto sobre los demás, perdimos el último partido contra el Granollers y nos adelantaron los de abajo», explica Wucherpfenning. «Aquello fue terrible, porque jugamos muy bien, pero nos traicionaron los nervios», sentencia el jugador Juan Luis Aróstegui, que es una de las figuras del equipo.

Es el máximo goleador, con 41 tantos, y esta campaña ha regresado a Málaga tras pasar un año en Primera Nacional con el Caballa de Ceuta. «He hablado con algunos de ellos y no quieren que subamos de categoría», bromea el jugador. A lo que añade: «El Caballa juega contra el Granollers el mismo día que nosotros y el portero, que es amigo mío, me dijo que quería dejar su partido para venir a ver el nuestro». Él también vivió el casi ascenso de hace dos años y sobre este último partido de Liga, asegura que estarán bien preparados. «Estamos muy concentrados y expectantes. Esta situación es mejor de la que podíamos soñar y vamos a ir a darlo todo», comenta.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate