Diario Sur

Regino Hernández, entre los favoritos para lograr una medalla hoy

Regino Hernández, en la clasificatoria del viernes.
Regino Hernández, en la clasificatoria del viernes. / Efe
  • El ‘rider’ mijeño compite con el tercer mejor tiempo en la final de snowboard cross de los Mundiales de Sierra Nevada

Sólo tiene que repetir lo que hizo el viernes. «Volar con la tabla», como él mismo dijo tras terminar la ronda clasificatoria de la prueba de snowboard cross del Campeonato del Mundo de Sierra Nevada. Y quedar al menos entre los tres primeros para lograr el objetivo de colgarse una medalla.

El ‘rider’ mijeño de 25 años Regino Hernández está hoy ante su gran oportunidad de subirse al podio en un Mundial celebrado en su casa, en Sierra Nevada, la estación que mejor conoce por su cercanía con la provincia malagueña, donde reside. Sus expectativas son máximas. Se siente fuerte, confiado y no renuncia a lograr el oro ante su público y con muchos amigos y familiares animándolo desde fuera de la pista. Pero el objetivo no es fácil.

En una prueba tan rápida como la de snowboard cross todos los detalles cuentan. Un error, una maniobra menos precisa puede acabar en una caída y echar por tierra todo el trabajo previo. Por eso la concentración tiene que ser máxima este mediodía (la final está prevista a las 12.00, con las cámaras de Teledeporte en directo). Hernández competirá contra ‘Luki’. su amigo Lucas Eguibar, compañero en la selección nacional y ganador de la Copa del Mundo hace un par de temporadas; también con el santanderino Lalo Herrero, el tercer miembro del equipo nacional, que también estará en la final.

Competencia

El malagueño hizo el tercer mejor tiempo en la ronda clasificatoria, tras descender el circuito de 1.117 metros de longitud lleno de saltos y peraltes en 1:10.55. Visto y no visto. Por delante de él estuvieron Eguibar (1:09.36) y el francés Pierre Vaultier, campeón olímpico, que hizo 1:09.11. Los 24 deportistas que están en la final competirán en eliminatorias de seis en seis y es difícil determinar un favorito claro, ya que en carreras de apenas un minuto de duración cualquier cosa puede pasar.

El malagueño espera su momento. Se siente como en casa en Sierra Nevada, donde tuvo sus primeros contactos con la nieve cuando era solo un niño. Ahora, a sus 25 años, está acostumbrado a competir por circuitos de todo el mundo, pero el ‘snowpark’ granadino sigue siendo especial para él. Si hoy consigue subirse al podio, lo será más aún.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate