Diario Sur

Quintero acaba como líder mundial por segundo año consecutivo

Damián Quintero, en una kata en competición.
Damián Quintero, en una kata en competición. / Sur
  • El karateca malagueño, primero en la modalidad de katas, comenzará a preparar desde el próximo año su acceso a los Juegos Olímpicos

El malagueño Damián Quintero se ha proclamado, por segundo año consecutivo el mejor karateca del mundo en la modalidad de katas, en una temporada en la que ha logrado cuatro oros, otras tantas platas y un bronce, lo que le ha permitido situarse por delante del japonés Rio Kiyuna y el venezolano Antonio Díaz.

En 2016 Quintero se proclamó campeón de Europa por séptima vez, pero su gran hito fue su subcampeonato mundial en Linz «Hice un buen papel en la final, pero sé que podría haberlo hecho mejor. Iba muy concentrado al salir al tatami. La estrategia era empezar bien parado, fuerte, y meter mucha caña en la segunda parte del kata». Su kata en la final fue el ‘chatanyara kushanku’, «más complicado» que el de su rival el japonés Kiyuna. «Perdí 5-0, pero quizá con otro panel de jueces podría haber ganado 3-2», indicó.

«Aunque hay que ir paso a paso, mi gran objetivo es conseguir una medalla olímpica en Tokio 2020, después de que el Comité Olímpico Internacional por fin nos reconociese como disciplina olímpica el pasado agosto», afirma Quintero en la nota de prensa de su federación.

En este sentido, Quintero ha mostrado sus dudas sobre su continuidad en la modalidad de equipos, en la que ganó el bronce en Linz, pero que no será olímpica. Asimismo, se prepara una campaña con un trabajo más profesionalizado. «La Federación quiere mejorar estas condiciones. Vamos a ver qué pasa. Es esencial que podamos entrenar en el Centro de Alto Rendimiento a diario, en doble o triple sesión, y que la federación se vuelque con los que de verdad pueden llegar», afirmó.

Con solo diez plazas disponibles para Tokio 2020, Quintero cree que «lo más justo sería que fueran a los Juegos los diez primeros del ‘ranking’ mundial, que es el que refleja la regularidad». «El problema es que nosotros sabemos que vamos a ir a Europeos y Mundiales, pero si no salimos al circuito mundial estaremos vendidos», advirtió. Como puede ocurrir «que de los diez primeros de ránking, ocho sean europeos», entiende que el Comité Olímpico Internacional busque más universalidad combinando la clasificación por un ‘ranking’ con un torneo preolímpico y con cuotas continentales.

Trabajo con un psicólogo

Como novedad en su preparación para los Juegos, Quintero comenzará en enero a trabajar con el psicólogo Pablo del Río. Estima que en el kárate, pero en kata más que en kumite, «es fundamental la concentración, la actitud, el juego de miradas». «Hay contrarios que cuando se cruzan contigo no te aguantan la mirada y ya sabes que vas a ganarles», comentó.

Asimismo, tras competir hasta el año pasado para un club de Dubai, con el que se reunirá el próximo mes para negociar un nuevo contrato, Quintero también espera encontrar ayuda para sus viajes y entrenadores renovando los acuerdos con sus patrocinadores personales y firmando otro con el ayuntamiento de Málaga, a la espera de un Plan ADO en el que los karatecas no saben si podrán entrar de inicio o solo a partir de 2018. Ingeniero técnico aeronáutico, Quintero, están en excedencia y sigue a distancia un Máster de dirección y gestión de entidades deportivas, becado por la UNAM.

La situación privilegiada de Quintero coincide con una generación estelar en el kárate malagueño. Junto a él cabe destacar el nivel de Carlos Jimena, Margarita Morata, Ángel Medina y María Torres.