Diario Sur

España impone su rigor defensivo y derrota con autoridad a Uruguay

vídeo

Reconocimiento al mejor jugador. Placa entrada por Diario Sur en honor de Manolo Becerra / Foto: A. Cabrera Vídeo: P. J. Quero

  • Málaga vive su gran fiesta del rugby en un estadio colmado de público

La fiesta fue completa. En un Estadio Ciudad de Málaga desbordante de público que superó las previsiones más optimistas, la selección española de rugby derrotó esta tarde a Uruguay gracias a su rigor defensivo y a la madurez que supo demostrar a la hora de aprovechar las oportunidades que se le presentaron. El marcador (33-16) pone de manifiesto la claridad que supo demostrar el equipo español a la hora de aprovechar las fisuras defensivas del joven equipo uruguayo principalmente en el segundo tiempo.

Durante la primera mitad nada hacía presagiar la holgada diferencia que conseguiría España, sobre todo porque Uruguay supo controlar el partido gracias a la dinámica que imprimieron sus delanteros, rápidos a la hora de sacar el balón de los agrupamientos, en los que comprometían pocos jugadores. Prácticamente todo el primer tiempo se jugó en campo español, aunque los locales conseguían que Uruguay no sacara ventajas gracias a su excelente defensa y a un apabullante dominio de la melé. Un ensayo y dos golpes de castigo permitieron a España irse por delante en el marcador por un ajustado 11-9 ante una selección uruguaya que sólo consiguió puntuar gracias a tres golpes de castigo.

En la segunda mitad España salió decidida a aprovechar las fisuras que dejaba el equipo uruguayo, rápido y dinámico cuando tenía el balón pero muy lento a la hora de pasar de situaciones de ataque a posiciones defensivas cuando lo perdía. Fue así como los españoles consiguieron alcanzar en tres ocasiones más el 'ingoal' sudamericano. 'Los Teros' sólo alcanzaron sobre el final el ensayo del honor para maquillar el resultado y dejarlo en un 33-16 que con seguridad permitirá a la selección española escalar posiciones en el ranking mundial y le da un baño de autoestima ante el desafío que se le presenta el año próximo: conseguir el billete para la Copa del Mundo de Japón 2019.