Diario Sur

Cardenal anuncia que abandona la secretaría de Estado del Deporte

madrid. Víctima de «un desgaste personal importante», como él mismo reconoce, Miguel Cardenal anunció ayer públicamente que no continuará como presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), después de haberle comunicado el día anterior al ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, su deseo de abandonar, aunque dejó claro que «una decisión así nunca es totalmente unilateral». «Llevaba meses con la idea de irme rondándome en la cabeza, pero tenía que haber una persona responsable en el ministerio», aseguró quien había insistido recientemente en que no tenía intención de renunciar como secretario de Estado para el Deporte pero había vinculado su futuro al nuevo Gobierno.

Cardenal, que suplió hace cinco años a Albert Soler, esperó al día después de que la justicia archivase la querella interpuesta contra él por el expresidente de la Federación Española de Tenis, José Luis Escañuela, para desvelar su despedida, esperada y deseada, entre otros dirigentes, por Ángel Villar, que ha conseguido retrasar las elecciones del fútbol hasta ver fuera de su camino a un gran enemigo. Otro de sus desvelos recientes era el escándalo del baloncesto, con pérdidas de seis millones de la FEB.