Diario Sur

Antonio Ortiz, en un descenso, perseguido por Rubén Ruzafa. :: j. r. p.
Antonio Ortiz, en un descenso, perseguido por Rubén Ruzafa. :: j. r. p.

Ortiz confirma su gran momento y se impone a Ruzafa en el Desafío del Buda

  • El corredor de Ojén se deshizo del rinconero en el último cuarto de la prueba axárquica y aventajó en casi siete minutos a su rival

Antonio Ortiz ganó ayer la novena edición del Desafío del Buda y demostró que está en un gran momento de forma, después de imponerse al favorito, Rubén Ruzafa, que recién llegado de Hawai -donde logró el subcampeonato Mundial de X-Terra en triatlón cross- no pudo aguantar el ritmo del corredor de Ojén, que llegó a línea de meta con una ventaja considerable sobre el corredor de Rincón de la Victoria. De hecho, Ruzafa llegó a casi siete minutos, demostrando que es 'mortal'. Mientras, el tercero en discordia, Lucas Agustín Pereira, se distanciaba del ganador a un cuarto de hora.

El Desafío del Buda, que organiza cada temporada el Club Ciclista Veleño, congregó en esta ocasión a 460 participantes, que aprovecharon un día casi veraniego para recorrer diferentes parajes de la comarca de la Axarquía. Como en ediciones anteriores, tenía prevista una ruta larga y otra menos exigente, de 72 y 52 kilómetros, respectivamente. Sin viento, pero con una temperatura de 25 grados, los ciclistas salieron de forma neutralizada de Torre del Mar, y comenzaron el tramo cronometrado por Vélez-Málaga.

La primera selección se hizo durante la subida a Arenas, en la que Ortiz, Ruzafa y Francisco Miranda se pusieron ya en cabeza de la prueba. Este último tuvo un problema mecánico, ya que rompió el manillar de la bicicleta, pero se repuso y pudo acabar en el puesto decimoséptimo.

Ortiz y Ruzafa eran inalcanzables para el resto de ciclistas y era evidente que se jugarían el primer puesto. Ruzafa, azotado físicamente por su última prueba, el citado Mundial de Hawai, no tuvo fuelle suficiente para aguantar a Ortiz, que demostró su técnica en las bajadas, además de no desfallecer en su ritmo en ningún momento. Ortiz llegó a la meta con un tiempo de 2h.59:57, sorprendiendo incluso a organizadores y llegando por debajo del tiempo estimado. Con 3h.06:51 entró en la meta Ruzafa, que fue muy fotografiado por todos sus admiradores.

En tercer lugar, y haciendo también una gran competición, llegó Lucas Agustín Pereira, que al ser júnior demostró que puede ser un futuro campeón del Buda. Antes de ellos llegaron los tres primeros del trayecto más corto. Fueron, por orden de llegada, Eric Escobedo, Fernando Peña y Miguel Rosado.

Ganadora femenina

Elena Pérez logró ganar entre las féminas en la prueba larga, sin tener rival, ya que aventajó en una hora a la segunda, María Jesús Aguilera Ayllón. Pérez tardó 4h.08:55. Bibiana Suárez fue la tercera en la línea de meta. No hubo mucha participación femenina, aunque las que se decidieron a competir demostraron un gran nivel.

Como todas las pruebas de este tipo hubo un ramillete de ciclistas que iban a lograr la victoria, otros a mejorar tiempos con respecto a otras ediciones y otros que se daban por satisfechos con finalizar. Los participantes tuvieron que pasar por zonas de gran exigencia física en la subida y destreza en las bajadas, pasando por espectaculares parajes de Vélez-Málaga, Arenas, La Viñuela, Benamocarra y Almayate. Torre del Mar, como en otras ediciones, fue el fin de fiesta.