Diario Sur

Los tres malagueños buscan medalla en el Mundial de kárate

  • Carlos Jimena optará al bronce en kumite por equipos y se une así a Quintero, que puede hacer doblete, y Morata

Tres de tres. Pleno malagueño por parte de Damián Quintero, Margarita Morata y Carlos Jimena. Los tres deportistas de la provincia presentes en el actual Mundial de kárate de Linz (Austria) pelearán entre las sesiones de hoy y mañana por obtener una medalla.

El último de ellos en incorporarse a esta lucha ha sido Carlos Jimena. A nivel individual, superó su primer duelo. Sin embargo, cayó en el segundo enfrentamiento contra el marroquí Zakaira. Eso sí, logró colarse en la lucha por el bronce, pero en esta ocasión junto al equipo nacional de kumite (combate).

Oro individual

Aunque si hay un protagonista, ese es Damián Quintero, quien, de nuevo, se convierte en el centro de atención. El torremolinense, que actualmente es número uno de la Liga Internacional de kárate, ya partía como uno de los favoritos a obtener la presea dorada en este Campeonato del Mundo. Una predicción que podría pasar a ser un hecho esta misma tarde. El malagueño se clasificó para la final tras vencer con clara superioridad táctica en los diferentes encuentros en la modalidad de kata, a los que se ha enfrentado hasta ahora en dicha cita. Y todos ellos, tras ganar por 5-0, salvo uno, en el que lo hizo por 4-1. Ya en la final, el experimentado karateca se verá las caras con el vigente campeón del mundo, el japonés Ryo Kiyuna. El enfrentamiento, que se celebrará a partir de las 18.00 horas, no se presenta nada fácil, ya que ambos guardan posibilidades similares cara a la victoria.

Pero Quintero podría hacer doblete. Y es que, además del metal ya asegurado a nivel individual, el malagueño intentará hacerse con el bronce junto al equipo nacional de kata mañana por la mañana.

Asimismo, el kárate malagueño ya cuenta con otra presea. En este caso, por parte de Margarita Morata, junto al conjunto español de kata. Eso sí, les toca el turno a las féminas nacionales determinar si vuelven a casa con la plata o con el oro debajo del brazo.