Diario Sur

La organización del España-Uruguay de rugby prevé más de 12.000 asistentes

Arturo Bernal (Patronato de Turismo), Pablo Cabrera (CR Málaga), Elisa Pérez de Siles (edil de Deportes), Francisco de la Torre y Fátima Cortés (cónsul honorario de Uruguay).
Arturo Bernal (Patronato de Turismo), Pablo Cabrera (CR Málaga), Elisa Pérez de Siles (edil de Deportes), Francisco de la Torre y Fátima Cortés (cónsul honorario de Uruguay). / Álvaro Cabrera
  • Los promotores del partido consideran que supondrá el impulso definitivo para la práctica de ese deporte en la provincia

Una fiesta del deporte y una jornada que marcará un antes y un después para la práctica del rugby en la provincia. De esa manera se toman los organizadores del partido entre España y Uruguay la importancia del evento, que se celebrará el próximo 19 de noviembre en el estadio de atletismo Ciudad de Málaga y que fue presentado ayer en el Ayuntamiento en un acto presidido por el alcalde, Francisco de la Torre, y al que asistieron la cónsul de Uruguay, Fátima Cortés, y su par del Reino Unido, Rosslyn Crotty.

La organización, encabezada por el Club de Rugby Málaga y las federaciones andaluza y española junto con el Ayuntamiento de la capital, aspira a colmar el aforo del estadio, con capacidad para 11.800 personas en las gradas y otras 3.000 en la zona verde, gracias a un programa de actividades que incluirá la participación de las escuelas de rugby de los clubes de la provincia. Se trata del primer partido internacional de rugby que tendrá lugar en la provincia de Málaga.

El presidente del CR Málaga, Pablo Cabrera, subrayó que la organización pretende que sea un evento que impulse el deporte en toda la provincia y por eso se ha decidido que las selecciones se concentren en diferentes puntos para que las actividades previas involucren con la mayor amplitud posible a todas las áreas geográficas de Málaga. La selección uruguaya irá a La Viñuela y se entrenará en esa zona para preparar el choque, mientras que la española se alojará en Benahavís, cuyo ayuntamiento colabora también en la organización del evento junto al Patronato de Turismo de la Costa del Sol, la UMA y el Ayuntamiento de Málaga.

Cabrera destacó que el rugby es un deporte de valores y por ello se aprovechará la ocasión para diferentes causas solidarias. Una de ellas es ya una tradición en los partidos internacionales de otoño en el mundo del rugby –la ‘ventana de noviembre’, cuando las selecciones del Hemisferio Sur visitan a las del norte– y se refiere a la concienciación sobre la necesidad de los controles para prevenir el cáncer de próstata. La otra, en una clave más local, resaltará la labor realizada por el joven marbellí Pablo Ráez en el impulso a la donación de médula ósea y se promocionará bajo las etiquetas #fuerzaraez, #donamedula, #haztedonantedemedula y #siemprefuerte.

En el plano deportivo, el partido reviste gran importancia para la selección española, que comienza a prepararse para intentar llegar a la Copa del Mundo de Japón 2019, en la que solamente hay lugar para 20 equipos de los que 12 ya están clasificados.

Expansión

La federación internacional de este deporte, la World Rugby, ha iniciado un proceso con el que pretende no sólo expandirlo sino también reducir la brecha que separa a los diez equipos considerados potencias mundiales (Tier 1) de los 13 que se encuentran en un segundo escalón, entre los que aparecen tanto España como sus dos rivales de la ventana de noviembre, Tonga (a la que se enfrentará una semana antes en Madrid) y Uruguay. Con el objetivo de que la competencia contribuya a acelerar esa mejora, está promoviendo partidos internacionales en esta categoría. España ocupa el puesto 23 en el ‘ranking’ mundial y Uruguay el 19, lo que hace del partido que se celebrará en Málaga un choque fundamental de cara a las aspiraciones de participar en Japón 2019.

Las entradas han salido a la venta a un precio de 8 euros para compra anticipada (www.entradium.com) y se podrán adquirir a 12 euros el día del partido. Todos los menores de 16 años ingresarán gratis.

Temas